En tiempos de crisis es normal por alto aquello de que 'lo barato sale caro' y esta cadena de supermercados ha sabido hacer suyas las horas bajas de los españoles. Es por ello es de las pocas multinacionales capaces de aumentar Ebitda en territorio nacional, con un diferencial del 1,1% de ventas sobre el resto de competidoras tales como Carrefour. Los fundamentales, también basados en emergentes tiran, y lo hace asimismo su cotización hasta tal punto que no descarta aumentar la retribución al accionista. Pintan tan bien las cosas que se atreve a sumarse incluso al carro de la ecología. 

Para los 'adictos' a las inversiones sorprenderá la forma en que Día está capeando el temporal derivado de la 'marca España'. Desde que saltara al parqué el 5 de julio de 2011 ha conseguido jugar en el terreno de los 35 y sus títulos se han revalorizado un 55% dado que en su caso -no el único, pero sí de los pocos- parece que siguen importando los fundamentales. El último dividendo concedido ( de 0,11 euros/acción) a cargo de los resultados del año 2011 podría aumentar en base a los resultados presentados en el mes de octubre y que vislumbran un beneficio del 176% superior respecto al periodo anterior. En nuestro país, sus ventas crecieron un 5,7%, muy valorable dada la caída del consumo nacional.



A ello se suma un buen saneamiento del balance en términos de dinero a pagar. Día debe hacer frente a un 9% de la deuda bruta total de la empresa a lo largo del ejercicio actual y del próximo año 2013, una minucia si lo comparamos con la media de las cotizadas dentro del selectivo, tal y como destaca el Departamento de Análisis del Banco Sabadell.

Lo más importante en este punto es que saca ventaja a competidores directos, y de más renombre, como es el caso de Carrefour. Se coloca un 1,1% por encima de la media de ventas del sector alimentación en España y todo gracias a sus precios, así como a su capacidad de fidelizar clientes vía tarjeta descuento, como afirman los expertos. De hecho, la presidenta del grupo, Ana María Llopis se refería a aquello de que “es el lugar donde los propietarios de establecimientos chinos van a comprar” y eso es señal del margen de precios considerables que presenta Día.

Con el objetivo de 'capear' la crisis económica por la que atraviesa la zona euro, la cadena de supermercados centra su estrategia en la externalización a través de países emergentes de América Latina, véase Argentina y, sobre todo, Brasil
. Cuenta bajo su sello con 7.000 tiendas repartidas a nivel global cuando la comparativa más inmediata, el grupo textil Inditex, tiene 5.525 establecimientos de los que 1.700 pertenecen a la firma Zara. Y el objetivo es profundizar en el mercado latinoamericano.

Aquí en nuestro país, Día invertirá 5.000 millones de euros en la apertura -algunas de las tiendas ya en activo- de la versión ecológica de la firma: Día Fresh. Carácter cercano y ecológico adaptado a los nuevos tiempos por los que atraviesa la Unión Europea. Llopis, consciente del retorno a la 'urbe' de la población, pretende hacer hincapié en tiendas próximas al domicilio, con bajos precios y con productos frescos que no sólo responden a una demanda creciente sino que ayudan a reforzar la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) de la cadena y que tanto está de moda actualmente.

Para seguir leyendo, puede hacerlo en el PDF de la Revista Estrategias de Inversión de la Zona Premium