UBS eleva, en su último análisis, el precio objetivo de las acciones de Telefónica, pasando de los 9,5 euros a los 10 euros por título. De este modo, el potencial de revalorización de la compañía se situaría en el 8,7%. A pesar de la mejora, mantiene su recomendación de infraponderar.

%%%Le avisamos cuando Telefónica cambie de tendencia|TEF%%%

Carax, por el contrario, considera que el precio objetivo de las acciones de Telefónica se dispara hasta los 13,7 euros, por lo que, dado el precio al que cotiza actualmente (9,2 euros), su potencial se situaría en el 48,9%. La firma estadounidense mantiene la recomendación de comprar tanto para la ‘teleco’ como para Iberdrola y Banco Santander.
Webinarios gratuitos para invertir
El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realiza una serie de webinarios gratuitos para conocer las Acciones Españolas, Europeas y de EEUU que más nos gustan, así como un webinario sobre Indicadores técnicos.

 
Para la primera establece un precio objetivo de 7,27 euros, un 26% por encima del precio al que cotiza actualmente en el mercado (5,77 euros), mientras que para la segunda señala un potencial de revalorización del 28,9%, al situarse el precio objetivo de las acciones en los 4,69 euros.
 
%%%Le avisamos cuando Banco Santander alcance valores clave|SAN%%%


Entre el resto de cotizadas en el Ibex 35, destaca la presencia de Amadeus, que ha sido analizada por UBS. La firma suiza establece para ella un precio objetivo de 40 euros por acción, 4 euros menos que en su anterior análisis, y un potencial de revalorización del 33,1%, por lo que recomienda mantenerse neutral.

 

Acceda a todos los análisis sobre Amadeus

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí