En la última semana el Ibex 35 ha perdido un 2%, porcentaje que algunos de los valores que lo componen duplican e, incluso triplican. En estos días se han caído algunas de las más altas torres del selectivo, pues valores como IAG, Indra, BME y Mapfre, que cotizaba en máximos históricos, se ha venido abajo. Ahora bien, nos preguntamos si es momento de aprovechar para comprar más barato y confiar en que se colocarán de nuevo en subida libre. 

En la última semana el Ibex 35 ha caído un 2%, un porcentaje que se queda casi ridículo al lado de las caídas que han registrado IAG (6,65%), BME (5,42%), Mapfre (4,41%) e Indra (4%). Ahora bien, estos valores también habían sido de los que mejor habían ido en el año y cotizaban en zonas de máximos históricos, por lo que quizás se merecían un descanso, sano, en algunos casos, para entrar, y en otros, para alejarnos.

IAG
La aerolínea se ha convertido en el valor más bajista de la semana, arrastrando caídas del 6,65%. Quién lo iba a decir después de que el lunes encabezara los avances del selectivo con una subida del 4,29%, al calor, aparentemente, de los avances en las negociaciones para adquirir Air Lingus y la futura reducción de tasas aeroportuarias. Sin embargo, los inversores no tardaron en huir de un valor que les quemaba en las manos debido a la repentina subida del precio del petróleo. Con el crudo cotizando en máximos anuales a los inversores ya no les salían las cuentas de cara a los próximos meses.

Así pues, IAG se ha venido abajo, alejándose de sus máximos históricos marcados en los 8,21 euros en abril. Además, el valor ha perforado la directriz alcista que respetaba desde octubre. Se ha cumplido la figura de H-C-H que dejó en la parte alta y ha caído por debajo de los 7,5 euros. Si sigue cayendo y perfora los 7 euros irá a visitar la importante resistencia de los 6,20 euros, que coincide con los máximos de 2014. En cambio, si IAG rebota, la clave será que supere los 8,04 euros por los que pasa la media móvil de 40 sesiones.

iag



BME
El operador de la bolsa española ha visto como su precio goteaba un 6% esta semana, entre otras cosas porque descontó dividendo el viernes pasado. No obstante, es que esta caída ha llegado en un punto clave: máximos históricos. BME alcanzó la cima de su montaña a finales de abril en los 43,30 euros y se vino abajo. Es complicado que ataque esta barrera y la supere en el primer intento por su relevancia histórica. El problema es que la corrección se ha ido de las manos y ha perforado la media de 40 sesiones que pasa por los 40,87 euros. Si sigue cayendo podría ir a apoyarse en los 38 euros o, más abajo en los 35 (máximos de 2014).

No obstante, las ventas en BME se han provocado en masa, llevando a su RSI a zonas de sobreventa, por lo que no deberíamos descartar un rebote del valor. ¿Hacia qué niveles? Pues en primera instancia hasta los 42 euros y, posteriormente, otra vez a máximos históricos.

bme



INDRA
Aunque sigue conservando su puesto entre los valores más alcistas del Ibex en el año (28,50%), en la semana ha caído un 4%, descenso suficiente para perforar por abajo el canal alcista que guiaba sus avances desde enero. Después de varias sesiones tonteando sobre los 11 euros, acabó decantándose por el lado negativo, cayendo incluso por debajo de la media de 40 sesiones (10,71 euros).

Sin embargo, en el caso de Indra la corrección ha sido sana e incluso puede invitar a entrar de nuevo, pues después de meses con un RSI marcando sobrecompra, ahora este indicador se ha desinflado a niveles más sanos. Además, el precio se ha ido a apoyar a la zona de 38,2 de Fibonacci, en los 10,20 euros y ha rebotado, por lo que no podemos descartar que vuelva a meterse en el canal alcista y siga sorprendiendo al alza este año.

indra



MAPFRE
Ha sido otro de los valores más penalizados esta semana a raíz de presentar cuentas del primer trimestre el lunes. Las cuentas no gustaron al mercado, ya que no se comprendía la estrategia de subir el dividendo cuando los beneficios habían caído. Así pues, los inversores fueron agolpándose en la puerta de atrás y el valor cayó por debajo de la directriz alcista y por debajo del importante soporte de los 3,30 euros, máximos del año pasado.

Ahora es vital que rebote, algo que no es descartable con el RSI sobre 30 puntos, y recupere los 3,30 euros para pensar que Mapfre puede volver a los máximos históricos (3,60 euros) y más allá. En cambio, si Mapfre sigue goteando a la baja, podría caer hasta los soportes de 3-3-2,29 euros, zona que supuso una barrera infranqueable para Mapfre durante casi todo el año 2014.

mapfre