Nos sobran dedos en una mano para contar los valores del español que logran revalorizarse en lo que vamos de año. Dentro del Ibex 35 no se salva ni uno y, en el Continuo, apenas encontramos dos. Este trino de chicharros afortunados en el corto plazo son, en cambio, no son tan dichosos en otros periodos.

¡Menudo arranque de año que hemos tenido! El Ibex 35 se deja un 10% en lo que llevamos de ejercicio y ni uno sólo de los valores que lo conforman han logrado nadar contracorriente. Encontramos un selectivo arrasado por la marea roja y, para buscar troncos salvavidas tenemos que mirar en el Mercado Continuo. Pero no se crean que abundan los valores que logran subir desde el 1 de enero, apenas dos lo hacen y los dos pertenecen a ese denostado mundo de los “chicharros”, valores de bajo precio por acción, baja liquidez y alta volatilidad. Veamos cuáles son los afortunados:
 
NATRA
Se ha convertido en el valor más alcista del mercado español en 2016 y nadie le hace sombras, pues acumula una revalorización del 63%. Esto es más de lo que perdió en 2015, ejercicio que cerró con unas minusvalías técnicas del 50%.

Sin embargo, si nos acercamos a su gráfico, estas subidas no parecen tan atractivas, pues Natra no ha parado de caer desde octubre de 2013. La acción ha estado guiada por una directriz bajista bajo la que ha perdido más de un 80% desde la cumbre de los 2,6 euros. De hecho, aunque la revalorización haya sido fulgurante en tan sólo 20 días, tenemos que tener presente que en este mismo mes de enero también ha conseguido otro hito: marcar mínimos históricos. Este deshonroso galón lo consiguió cuando cayó a 0,155 euros.  Ahora, hasta que no supere los 0,40 euros Natra no será mínimamente fiable, ya que por este precio pasa la directriz bajista de largo plazo.  Además, hay que tener en cuenta la alta volatilidad intrínseca al valor debido a su condición de “chicharro”.
   
natra



DEOLEO
Aunque su revalorización no llega ni a la suela de los zapatos de Natra, Deoleo también sube en lo que va de año. Suma algo más de un 4%, aunque, como en el caso anterior, también en estos días ha hecho mínimos históricos, concretamente en los 0,23 euros.

Pero su gráfico no resulta tan seductor como su revalorización de corto plazo, pues Deoleo lleva ocho meses sumido en un canal bajista que le ha hecho perder casi un 50%, desde los máximos de 2015 en 0,46 euros. Además, el precio realmente no se ha despegado de los mínimos de 0,23 euros y tampoco ha roto ninguna resistencia clave en las subidas de este mes. La primera barrera alcista a batir son los 0,26 euros  y, aun así, no escaparía del canal bajista. Para quebrar este canal Deoleo tendría que subir por encima de 0,28 euros. 
deoleo