No hay conferencia del mundo de las finanzas en la que no se hable de los retos que tiene la banca por delante y cuáles serán sus consecuencias para la industria. José Manuel González- Parámo, ex miembro del consejo de gobierno del BCE, afirma que sean cuáles sean la banca con la que nos encontraremos en los próximos años tendrá muy poco que ver con la que hoy conocemos.
 
González-Páramo, que actualmente es el consejero ejecutivo de BBVA, ha hecho estas declaraciones en la presentación de un cuaderno de trabajo denominado “el cambio del modelo de negocio de la banca” y que es el resultado de un foro de debate con expertos del sector.

Este documento ha identificado varios retos: el exceso de regulación y la incertidumbre que genera su lenta aplicación, el entorno de bajos tipos de interés y la aparición de las llamadas Fintech. Quizá ninguno de ellos ha abierto más curiosidad en los últimos años que estas nuevas compañías que ofrecen servicios financieros sin apenas regulación, lo que les permite ofrecer unos precios más que competititivos.

Una crisis financiera Fintech
Sin embargo esto podría cambiar en el futuro ya que todos los expertos consideran que con el paso del tiempo las autoridades tendrán que entrar de lleno en la regulación de estos nuevos competidores. Llegará un momento en el que el mercado se dará cuenta de que todas las entidades han de operar con las mismas reglas de juego.

El documento que acaban de presentar asegura que “es vital que a mismo producto o servicio o a mismo riesgo, corresponda la misma regulación. No debería exisitir un cuerpo normativo diferente para las Fintech”

En opinión del economista y profesor de la Bangor Business School, Santiago Cargó- Valverde, “la falta de regulación de los nuevos operadores implica riesgos sistémicos. No queremos que la próxima crisis sea una crisis fintech”.

El ex consejero del BCE considera que estas nuevas tecnológicas y el contexto en el que trabajan los bancos obligan a los bancos a cambiar no solo en sus metodologías y su adaptación al medio digital, sino en su forma de organizarse. González- Páramo explica que “los bancos tendrán que dejar de funcionar como ministerios para funcionar como Google o Amazon”.

En este evento ha participado también José María Roldán, el presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), que ha dejado claro que esta no es la primera crisis que vive el sector en España ni en Europa, pero para él esta vez la situación es distinta. Considera que una de las consecuencias que tendrá esta situación es la fusión de entidades a nivel europeo lo que finalmente terminará por acelerar la llamada unión bancaria europea.

“Europa está sobrebancarizada, pero no en todos los países el grado es el mismo. En España hemos pasado de 42 a 15 entidades desde la crisis. En  otros países ni tan siquiera se acepta este diagnóstico”, ha explicado el presidente de la AEB.

Baja rentabilidad
Pero más allá de este reto a largo plazo, si hay algo que afecta en el día a día de los bancos es la falta de rentabilidad como consecuencia del entorno de bajos tipos de interés. Si el negocio de las entidades financieras ha sido hasta ahora conseguir dinero de los depositantes pagando por él y prestarlo cobrando un tipo de interés.  Ese diferencial, ese margen, era realmente el negocio bancario y ahora mismo ese margen es decreciente debido a que las firmas financieras prácticamente no pueden ni pagar por el dinero ni pagar por él.

Los expertos que han participado en este documento explican que “la rentabilidad bancaria está en niveles muy deprimidos, y es difícil que vuelva a los entornos de antes de la crisis. Ls entidades tienen varias opciones para mitigar estas tendencias, entre las que destacan el recorte de costes, el abandono de guerras de precios  en algunos productos, el fomento del cobro de comisiones o la consolidación”, explican.

coste de capital y rote

Fuente: AndBank

No cometer el mismo error que los medios de comunicación

En este sentido, Fernando Fernández, profesor de economía del IE Business School explica que “es importante no cometer el error de los medios de comunicación, que nos han dado información gratis durante 20 años y ahora quieren cobrar por ella, y es imposible. No tenemos que dar productos gratis, la banca debe cobrar por sus servicios”, ha aconsejado.

De hecho, entre el sector hace meses que existe el debate sobre los precios hipotecarios. La guerra en el sector por hacerse con esta demanda ha hecho que los bancos vuelvan a bajar los tipos, en algunos casos hasta niveles inferiores a los costes. ¿Merece la pena? En opinión de estos expertos, este será un debate que tendrá que dilucidarse pronto. Eso sí, los expertos lo tienen claro, no es la primera crisis que supera la banca. Porque como apunta Carbó-Valverde “llevamos anunciando la muerte de los bancos desde el nacimiento de los mismos”, y hoy por hoy siguen de pie.