Este martes los brokers se muestran benévolos con los bancos medianos españoles tras conocer los resultados de los test de estrés. En cambio, arremeten negativamente contra BME, a la que los expertos de Oddo le prevén una caída del 6,7%.


El domingo la banca española presumió de su solvencia en los resultados de las pruebas de estrés. Al parecer, sus números han convencido a los expertos, pues hoy mismo vemos que apuestan por mantenerlos en cartera. En concreto, los expertos de Société Générale recomiendan aguantar en cartera los títulos de Bankia y sitúan el precio objetivo en 1,48 euros, apenas un 3,5% por encima de la cotización actual y, ni siquiera por encima de la parte alta del canal lateral en el que cotiza desde el primer trimestre del año.

Los expertos de Oddo Securities, por su parte, se muestran neutrales en Banco Popular, aunque el cierto que no cuentan con una revalorización de la acción para próximos meses, pues sitúan el precio objetivo de la entidad por debajo de la cotización actual, concretamente en 4,80 euros.

Fuera del sector bancario hoy el varapalo se lo lleva BME. Morgan Stanley ha lanzado un dardo envenenado directo a la acción, pues aconseja infraponderarla y sitúa el precio objetivo en 27,60 euros, un 6,7% por debajo de la cotización actual.