Las acciones de vídeo en streaming suben hoy más de un 11% tras dejar atrás la mayor racha de caídas desde su OPV.
La compañía se recupera de una racha de 11 días de caídas en bolsa que han dejado el valor cotizando en 430 dólares, algo menos de un 8% por debajo de sus máximos históricos.

Los expertos de Bespoke Investment aseguran que la caída es importante, pero no preocupante. De hecho, además, los analistas de la firma han analizado el comportamiento de la acción después de las peores rachas de descensos en la historia de la empresa.

Según ellos, los resultados son “sorprendentemente fuertes”. Estos expertos aseguran que en las semanas posteriores a temporadas de descensos de 6 o más jornadas, la media de subidas en las semanas posteriores es de un 5%. Además, suele subir en un 68% de las veces, según muestran estos analistas.

En periodos más largos, de un mes, las rentabilidades positivas son menos frecuentes. Según Bespoke, la media de subidas es de un 13%; aunque la posibilidad de subidas es menor, ya que sólo se produce en un 43% de las veces.

Netflix desde la OPV


En los últimos doce meses las acciones de Netflix suben más de un 130%, de hecho fue una de las que más subieron el pasado ejercicio. En lo que va de año acumula una revalorización de más de un 15% después de la caída de un 7% desde máximos.

Precisamente ayer la consultora SNL Kagan dio publicaba que el año pasado el número de estadounidenses que pagaban la suscripción a un servicio de televisión de pago por satélite o cable ha caído por primera vez en la historia en este país. En concreto fue un descenso de 250.000 personas hasta 100 millones.

Algunos expertos justifican estas caídas por el incremento de los servicios que prestan compañías como Netflix que, además, están incrementando su oferta en los últimos meses.

Previas rachas


Los expertos de Facset afirman que un 26% de los expertos recomiendan comprar acciones de Netflix, el 60% mantener y el 14% vender. El precio objetivo del consenso es un 391,92 dólares por acción.