También ha afectado negativamente a la cotización de la minorista online el hecho de que las previsiones para el actual trimestre hayan sido más tímidas de lo que se esperaba, sobre todo después de una positiva temporada de ventas navideñas.

En concreto, obtuvo un beneficio por acción de 0,51 dólares por título, frente a los 0,66 que esperaban los expertos.

También esperaban mejores cifras de ventas. Así, en el último trimestre del año los ingresos fueron de 25.590 millones cuando los analistas estaban esperando alrededor de 26.000.


Bien es cierto que las cifras publicadas por Amazon
están en línea con lo que la compañía había anunciado a finales del anterior trimestre. En concreto habían apuntado que las ventas rondarían los 23.500 -26.500 millones de dólares y que el resultado operativo estaría entre los -500 y +500 millones de dólares.

En el conjunto del ejercicio la empresa ha ganado 274 millones de dólares, frente a las pérdidas de 39 millones de hace un año.

Sin embargo, los analistas habían esperado mejores cifras ante lo que se suponía que había sido una buena temporada de ventas navideñas y el aumento del número de usuarios Premium.

También han sido interpretadas negativamente las estimaciones para el actual trimestre. Amazon prevé que los ingresos ronden los 18.200 millones – 19.900 millones.


Sin embargo, no todo ha sido negativo. La empresa ha afirmado que la cifra de ventas de Amazon Prime ha sido récord. Los expertos calculan que este tipo de cliente suele gastar el doble que el resto. Por eso es tan importante esta cifra y más, si se cumple la subida de los precios para estos clientes Premium desde 20 dólares a 40 dólares.

Se trataría de la primera subida que se les carga, a pesar de las subidas en los precios del servicio de envíos. Este alza en los precios representaría una mejora de sus ingresos de unos 600 millones de dólares al año, según explican algunos analistas.

Sin embargo los analistas de Morgan Stanley prefieren ser menos pesimistas y aseguran que “a pesar de los malos datos del trimestre (ventas / uds), nos quedamos con la mejora en márgenes, la transición de la industria a “online” (tendencia estructural) y el incremento de la tarifa en los servicios “prime”.

Tras las buenas cuentas del tercer trimestre, la acción de Amazon se revalorizó al día siguiente más de un 9%, con lo que no extraña la frenética reacción del precio en la jornada de hoy.

indice de sorpresa de amazon