Los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, han coincidido este miércoles en que el debate sobre la jornada laboral de cuatro días propuesta por el Gobierno belga es "tramposo" porque la "asignatura" debe ser la reducción real de la jornada de trabajo y no concentrar las horas de cinco días en cuatro.

"Si de lo que se trata es de concentrar las horas de trabajo de cinco días en cuatro y trabajar diez horas al día hemos hecho un pan como unas tortas", ha expresado Sordo, mientras que Álvarez ha opinado que si se habla de "acumular en cuatro días lo que se trabaja en cinco, para ese viaje pocas alforjas hacen falta".

Ambos se han pronunciado así a preguntas de los medios sobre el acuerdo para flexibilizar el mercado de trabajo en Bélgica, antes de participar en una asamblea sindical en Toledo junto a los responsables regionales de ambos sindicatos, CCOO, Paco de la Rosa, y UGT, Luis Manuel Monforte.

Sordo ha defendido la reducción de jornada "pero no una concentración del mismo número de horas", algo que, por otro lado, "ya existe en muchísimos empleos actuales" y en muchas empresas que acomodan los tipos de trabajo de una manera o de otra "en función de realidades muy variables".

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

A su juicio, el debate tiene que ser la reducción de jornada "en un momento en el que hay un impulso de la tecnología y la digitalización de la economía, en el que se produce más con menos horas de trabajo y es perfectamente asumible una reducción de jornada sin reducción salarial".

Una segunda vertiente del debate es la distribución del tiempo de trabajo, ha añadido el responsable de CCOO, que ha apuntado que una reducción de la jornada de trabajo que no vaya acompañada de mecanismos para fijar de forma acordada entre trabajadores y empresarios la distribución del tiempo de trabajo "es también un debate que se queda cojo".

De su lado, el secretario general de UGT ha apostado por ir "hacia una jornada de 32 horas semanales", consciente de que "la producción de bienes y servicios se ha multiplicado con avances tecnológicos de manera exponencial" y de que "hoy construir un coche es 30 veces menos ocupación de trabajadores que hace 15 años y el coche eléctrico también va a tener una reducción importante de mano de obra".

"El debate importante es la reducción de la jornada, la reorganización del tiempo de trabajo, que es lo de Bélgica, es algo que ya se venía dando en España, no es una cosa nueva", ha declarado Pepe Álvarez, quien no ve trascendencia a la decisión del Gobierno belga, salvo la de reducir un día de presencia manteniendo la misma jornada.