La petrolera británica Shell se anotó un beneficio neto atribuido de 20.101 millones de dólares (17.824 millones de euros) en el conjunto de 2021, frente a las pérdidas de 21.680 millones de dólares (19.224 millones de euros) registradas durante el año anterior, según ha informado este jueves la multinacional.

El abultado cambio en el resultado se debe a la recuperación de precios del mercado petrolero, así como a un descenso del 50% en el impacto negativo a nivel contable registrado por la depreciación y amortización de activos.

"El progreso realizado en 2021 nos permitirá ser más sólidos y movernos más rápido. Tenemos una buen estrategia con los clientes en el centro. [También] tenemos planes ambiciosos para generar valor al accionista, para descarbonizar nuestros productos y para proporcionar energía a nuestros clientes al tiempo que respetamos la naturaleza", ha asegurado el consejero delegado de la empresa, Ben van Beurden.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Entre enero y diciembre, los ingresos de Shell se situaron en 272.657 millones (241.774 millones de euros), un 48,8% más. Por segmentos de negocio, los ingresos procedentes de los productos de petróleo crecieron un 42%, hasta 182.899 millones (162.187 millones de euros), mientras que las ventas de gas supusieron 52.407 millones (46.471 millones de euros), un 57,4% más.

La división de exploración y producción ('upstream') se anotó una facturación de 9.163 millones (8.125 millones de euros) en 2021, un 35,4% más que en el año anterior, al tiempo que la rama de productos químicos experimentó un alza del 45%, hasta 16.993 millones (15.068 millones de euros).

Las compras de materia prima (sobre todo petróleo para refino) supuso un gasto de 174.913 millones de dólares (155.101 millones de euros), un 49,4% más, mientras que los costes de producción y fabricación se contrajeron un 0,7% menos, hasta 23.822 millones (21.124 millones de euros), y los administrativos, de venta y de distribución alcanzaron los 11.328 millones (10.045 millones de euros).

Únicamente en el cuarto trimestre de 2021, Shell registró un beneficio neto de 11.461 millones de dólares (10.163 millones de euros), frente a las pérdidas de 4.014 millones (3.559 millones de euros) del mismo periodo del año anterior. Los ingresos de la multinacional se situaron en 90.223 millones (80.003 millones de euros), el doble que un año antes.