Repsol acelerará en la mejora de la retribución a sus accionistas y recomprará 50 millones de acciones adicionales, que representan alrededor del 3,5% de su capital, según informó la compañía en una presentación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El pasado mes de octubre, el grupo ya anunció que su sólida posición financiera, junto con el buen desempeño y el alza en el entorno de precios de las materias primas le permitía abordar una mejora del dividendo en efectivo de un 5%, hasta los 0,63 euros por acción este año, que se sometería a la aprobación de la Junta General de accionistas, junto con una reducción del capital social de 75 millones de acciones, equivalente al 4,91%.

En la presentación de su nuevo plan estratégico 2021-2025 en noviembre de 2020, la compañía adoptaba un cambio en su política de dividendos, abandonaba el 'scrip dividend' (pago en efectivo o en acciones') y lo sustituía por otro modelo de pago solo en efectivo, con complementos puntuales de recompra y amortización de acciones.

Con esta recompra adicional de 50 millones de acciones que someterá la compañía a su próxima Junta General de accionistas, la multienergética presidida por Antonio Brufau, de la mano del impulso en los beneficios del grupo por los actuales precios del petróleo y el gas, incide en la mejora de la retribución de sus accionistas.

Repsol obtuvo unas ganancias récord de 2.499 millones de euros en 2021, cerrando así la crisis por la pandemia en 2020 y volviendo a niveles preCovid, impulsado por su modelo de negocio integrado y el alza de las materias primas.

MEJORA DE LA SENDA DE DIVIDENDO PREVISTA.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Así, la compañía prosigue mejorando la senda de dividendo prevista en su 'hoja de ruta', que preveía pagar una retribución mínima de 0,60 euros por acción durante 2021 y 2022, creciendo a 0,65 euros en 2023, 0,70 en 2024 y 0,75 euros en 2025.

Con el complemento añadido de la recompra y amortización de títulos a partir de 2022, y siempre con un tope máximo de 50 millones de títulos al año (200 millones durante el plan), el objetivo final marcaba alcanzar, entre ambas cosas, superar el euro por título en 2025.

PRECIO DE 70 DÓLARES EL BARRIL DE BRENT PARA 2022.

No obstante, este plan de dividendos estaba diseñado con una previsión de precios del barril de petróleo a 40 dólares de mínimo y 50 dólares de máximo, cuando actualmente supera los 90 dólares. De hecho, para este 2022 Repsol vaticina un escenario de precios del Brent de 70 dólares el barril.

En una presentación a analistas, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, destacó que la situación de la compañía permite ofrecer esta "atractiva" remuneración a los accionistas, "competitiva" con respecto a sus pares del Ibex.

No obstante, señaló que este escenario es "conservador", ya que existen "incertidumbres" respecto a la volatilidad en el entorno macro, aunque abrió la puerta a, de existir la oportunidad, seguir adelantando el plan de recompras de acciones.