Renfe incorporará una nueva frecuencia por sentido entre Barcelona y Madrid a partir del 17 de mayo, lo que le permitirá alcanzar los 50 trenes de alta velocidad en esta relación.

Tal y como informa en un comunicado, la puesta en servicio de un nuevo tren entre Madrid y Barcelona operará con salida a las 8:30 horas y parará en la capital aragonesa; y otro en sentido contrario, saldrá de la ciudad condal a las 15:00 horas y parará en Zaragoza.

Con estos nuevos servicios, Madrid y Barcelona estarán unidas con un tren de alta velocidad (AVE o Avlo) por sentido, aproximadamente cada media hora en gran parte del día, especialmente en las franjas horarias de más demanda.

En total, Renfe ofrece cerca de 20.000 plazas diarias entre Madrid y Barcelona. Así, el operador ferroviario ha señalado que si se compara esta cifra con la circulación de coches entre Barcelona y Madrid, esta oferta permitiría evitar anualmente la emisión de 602.980 toneladas de CO2, lo que equivale al trabajo de captación de CO2 de 3.610.580 árboles.