La plata capta el mayor volumen semanal de capitales desde marzo, superando ampliamente al del oro. Es probable que el oro continúe bajo presión de cara a las reuniones de política monetaria de esta semana de la Fed, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y el Banco de la Reserva de Australia y la elección de EE.UU la próxima semana.
 
La semana pasada el metal precioso tuvo  una pequeña apreciación, mientras que el dólar retrocedió ante una reducción de la brecha en las encuentras entre Trump y Clinton y la amenaza del FBI de revelar más información sobre el análisis de los correos electrónicos. La plata y los metales con aplicaciones industriales fueron los que tuvieron mejor desempeño la semana pasada gracias a que China busca alcanzar su objetivo de crecimiento para este año del 6.7%. Los ETP largos sobre plata captaron $54 millones; los ETP largos sobre platino $39 millones; los ETP largos sobre cobre $4.6 millones y los ETP sobre cestas de metales industriales un total de $8.1 millones.

El platino gana impulso a medida que su oferta continúa reduciéndose. El precio del platino acumuló el viernes de la penúltima semana una caída del 18% desde el pico de agosto y se negoció a su nivel más bajo en diez años. Sorprendentemente, su precio no ha logrado repuntar a pesar del riesgo a que haya una huelga como la de 2014 por parte de los trabajadores de las minas sudafricanas y de la posibilidad de que el mercado entre en déficit por quinto año consecutivo. Creemos que la fuerte caída del posicionamiento especulativo neto largo desde principios de agosto explica este declive de precio poco pensado. No obstante, los inversores de ETPs han adquirido más contratos largos sobre platino, lo que resalta lo atractivo que su precio actual es ante las expectativas de un mayor ajuste de la oferta durante el año que viene. Los ETP sobre platino captaron la semana pasada capitales por quinta semana consecutiva, por un total de $113 millones.

Los ETP sobre crudo captan el primer volumen semanal significativo tras cinco semanas consecutivas de retiros. El precio del crudo ha subido un 2% desde la reunión de la OPEC de septiembre, cuando sus miembros acordaron limitar la producción. Si bien los precios subieron apenas se conoció la noticia, en su momento resaltamos el hecho de que una producción diaria de 33 millones de barriles por parte del cártel, no era suficiente para reducir el superávit de oferta. Posteriormente esto fue reflejado por el mercado y la semana pasada el precio del crudo perdió un 4% ante el aumento de la producción en EE.UU y el mayor escepticismo respecto a la capacidad de la OPEC de concretar el acuerdo. Mientras tanto los inversores parecen divididos respecto al próximo paso del crudo. Por un lado, los cazadores de gangas colocaron la semana pasada en los ETP largos sobre crudo un total de $22 millones y por otro, fueron colocados $7 millones en los ETP cortos sobre crudo.

Continúa creciendo la exposición a los ETP largos sobre euro, los cuales la semana pasada captaron un total de $25 millones. Desglosando la cifra, $11 millones fueron contra el GBP, $8 millones contra el USD y $5 millones contra el JPY. En línea con estas colocaciones, los ETP cortos sobre euro registraron salidas de capital, lo que refleja las perspectivas relativamente alentadoras respecto a los resultados a publicarse esta semana del PIB e inflación en la Eurozona.

Los eventos clave de la semana: las reuniones de los bancos centrales de EE.UU, Inglaterra, Japón y Australia. Es probable que generen mayor volatilidad en todas las clases de activo, ya que además se juntan con la publicación de datos como el PIB de la Eurozona del tercer trimestre y la inflación de octubre, el ISM manufacturero de EE.UU y el PMI manufacturero de octubre de China.

Flujos de fondos semanales