El fomento de la financiación empresarial ha posibilitado que en España, país fuertemente bancarizado, las empresas puedan solicitar financiación alternativa a través de plataformas de financiación participativa.

Estas plataformas son reconocidas por la CNMV con tal condición y constituyen el complemento perfecto a toda cartera de financiación de las empresas. En este sentido, el número de plataformas de financiación participativas van en aumento, en 2016 se registraron hasta 13 y actualmente, en 2017, existen 21, experimentando un crecimiento del 38% con respecto al año anterior.

El último Informe anual de crowdfunding en España elaborado por Universo Crowdfunding junto con la Universidad Complutense de Madrid expone que “la Financiación Participativa está atrayendo un nuevo perfil de financiador no sólo atraído por la rentabilidad de su inversión, los intereses de sus préstamos o lo barata que es su pre-compra, también a los valores y propósitos de la plataforma o el proyecto que financia. Buscan una relación más proactiva y colaborativa entre promotores e inversores que mejore la eficiencia y potencie la participación”.

Además las implicaciones de esta alternativa financiera son positivas y ponen de manifiesto una diversificación del sector ya evidente.

Ventajas de la financiación e inversión participativa

Creación de empleo

A nivel general y haciendo referencia de nuevo al informe anteriormente mencionado, según sus criterios de recuento, afirman que en España ya se han creado alrededor de 13.000 empleos directos procedentes de la financiación participativa. Son empleos de calidad en sectores en los que, la financiación tradicional es difícil de obtener.

Desarrollo de proyectos

Como empresario, se trata de la perfecta alternativa a la financiación tradicional, su comodidad, rapidez y precio justo ha posibilitado el desarrollo de proyectos de emprendimiento que no se hubieran podido realizar de no ser por esta financiación.

Rentabilidad de los inversores

La inversión en este producto permite conseguir rentabilidades que muy pocos productos de inversión son capaces de arrojar. Además, la contribución de financiar al tejido productivo de su país les hace partícipes de la economía real haciendo que su inversión contenga un alto valor moral. Además se pueden encontrar inversiones garantizadas por SGR en el caso de MytripleA.

MytripleA cuenta con la licencia de la CNMV como plataforma de financiación participativa, es la primera y única Plataforma de Financiación Alternativa española registrada en el Banco de España como Entidad de Pago. A través de MytripleA pymes y autónomos encuentran financiación en forma de préstamos cuyos fondos son aportados directamente por inversores privados que obtienen así una mayor rentabilidad por su dinero.  Adicionalmente, las empresas tienen acceso a una vía de financiación alternativa, siempre abierta, sin comisiones de cancelación y 100% online.