La gestora de fondos estadounidense Black Rock obtuvo un beneficio neto de 786,4 millones de dólares (608 millones de euros) en 2008, lo que supone un descenso del 21% respecto al año anterior, informó la entidad, que tachó de "hostiles" las condiciones de los mercados. La cifra de negocio de la firma financiera alcanzó los 5.063,9 millones de dólares (3.918 millones de euros), un 5% más, aunque los ingresos por comisiones ligadas a resultados disminuyeron un 49%.
De este modo, los activos gestionados por BlackRock a 31 de diciembre ascendían a 1,31 billones de dólares (1 billón de euros), lo que supone un aumento de 48.600 millones de dólares (37.638 millones de euros) durante el último trimestre del año gracias a la aportación de nuevos negocios y del crecimiento orgánico, mientras que los mercados "adversos" y el efecto negativo del cambio de divisas restó 80.500 millones de dólares (62.329 millones de euros) al valor de los activos gestionados.

"Sin lugar a dudas, 2008 ha sido el año con el entorno de mercado más difícil que recuerdo, con muchos mercados 'congelados' y con caídas extremas en los precios de los activos", dijo Laurence D. Fink, presidente y consejero delegado de BlackRock.

De este modo, en el cuarto trimestre del año, el beneficio neto de la gestora fue de 52,9 millones de dólares (41 millones de euros), un 84% menos que en el ejercicio anterior, mientras que la cifra de negocio disminuyó un 26%, hasta 1.063,6 millones de dólares (823 millones de euros).