Los ETP sobre oro registraron la segunda mayor salida semanal de capitales del año a medida que el precio del metal se contrajo hacia sus mínimos de dos meses. En línea con la postura restrictiva marcada en las actas del FOMC publicadas el 18 de mayo, los miembros han vuelto a enfatizar las mayores probabilidades que existen respecto a un aumento de los intereses en junio.
 
Asimismo estos dichos surgen en medio de las preocupaciones respecto a la Brexit. No obstante, las probabilidades que asignan los futuros sobre los intereses de la Fed, siguen siendo bajas, en 30%. De esta forma es probable que el metal precioso continúe bajo presión mientras no se disipe la incertidumbre respecto a lo que el central americano haga en junio. Por otra parte el dólar, se apreció un 2.7% durante el mes pasado, generando una presión bajista adicional sobre el precio de las materias primas. Nuestro modelo estima que el valor justo del oro es de $1250/oz para fines de 2016, asumiendo que en EE.UU la inflación es del 2% y el posicionamiento especulativo neto se contrae hacia los 75.000 contratos. Es por ello que creemos que los inversores deberían ver al precio actual de la onza como una oportunidad de compra. 

Los ETP sobre crudo registran salidas de capital por séptima semana consecutiva a medida que sus precios continúan recuperándose. La semana pasada el precio del crudo subió un 1.6% y se negoció por encima de los $50/bbl por primera vez desde noviembre de 2015. Como resultado, los inversores retiraron capitales de los ETP sobre crudo por séptima semana consecutiva, principalmente de los títulos del WTI. Si bien el barril de referencia estadounidense cotiza actualmente apenas por debajo del europeo, los inversores temen que la producción de shale estadounidense se reanude más rápido de lo esperado, lo que acotaría el potencial alcista del barril WTI. En cambio el precio del Brent debería continuar beneficiándose de la reducción de la producción en el Mar del Norte. Los inventarios de crudo estadounidenses cayeron más de lo estimado de acuerdo a lo desprendido del informe más reciente de la Administración de Información Energética de EE.UU (AIE). Los precios igual siguieron respaldados debido a que la producción fue disminuyendo al mismo tiempo. Creemos que la reunión de la semana que viene de la OPEC  no generará ningún impacto significativo en los mercados internacionales. Tanto la Agencia Internacional de Energía como la AIE de EE.UU, aumentaron en 1.4 millones de barriles diarios la demanda mundial estimada para 2016 gracias al mayor consumo de China e India. 

Los ETP sobre metales industriales marcan entradas netas de capital por $38 millones en 2016. Si bien las colocaciones de capital tienen vacilan lo suyo semana a semana, el momentum en este subsector sector va creciendo ya que sus ETP, son los únicos de materias primas que lograron terminar la semana pasada en verde. Si bien los inversores generalmente se concentran en los ETP sobre cobre y aluminio, vemos que de acuerdo a los movimientos de capital más recientes, las colocaciones dentro de los metales industriales han sido más diversificadas, con los ETP sobre níquel habiendo registrado entradas netas positivas en 2015. Los precios de los metales industriales deberían verse respaldados por los mayores indicios de estabilización de la economía china y la reducción de los gastos operativos de las empresas mineras.  

Los eventos clave de la semana. Durante la semana la atención estará puesta en la publicación de los Índices de Gestores de Compra (PMI) del sector manufacturero y no manufacturero, las ventas minoristas y la confianza del consumidor. Si bien este jueves el BCE se expedirá respecto a su política de intereses, la publicación de los datos de empleo de países clave también será relevante, con los Payrolls de EE.UU a la cabeza (viernes).

entradas