La atención de los inversores se vuelve a centrar en el país heleno y en las medidas que está tomando. La tensión crece y sigue la encrucijada sobre lo que allí puede suceder.
Los mercados están muy pendientes de Grecia. Llevan así desde que Alexis Tsipras fuera elegido como presidente del país después de las elecciones y tras los encontronazos que su ministro de finanzas, Yanis Varoufakis, ha tenido con el resto de miembros del Eurogrupo en aras de alcanzar un acuerdo sobre las fianzas griegas.

En los últimos días se están conociendo nuevos movimientos que está llevando a cabo el gobierno heleno para fomentar la disminución de la economía sumergida. Una de ellas se conoció ayer, que fue la posibilidad de imponer un pequeño impuesto a la retirada de dinero en efectivo para potenciar el uso de tarjetas de crédito, pero descartaba el impuesto a los depósitos.

Según señalaba José Luis Cárpatos, analista independiente, “la situación de Grecia nos vuelve a dar otro susto”, ya que un funcionario de la zona euro “dice que la reforma del IVA que ha propuesto Grecia no es lo suficientemente buena”.

“Los acreedores podrían aceptar un superávit primario griego en torno al 1% o 1,5% del producto interior bruto pero Atenas debería dar más pasos fiscales para poder alcanzarlo”, señala el analista.

De esta manera, tiraría “por tierra la mayoría de las esperanzas que teníamos esta mañana” porque dice que “todavía no hay acuerdo con los acreedores acerca del superávit primario” y considera que “las líneas rojas el gobierno griego” son demasiado “rígidas sobre el tema del intercambio de fondos por reformas”.


Por eso, de momento no hay un acuerdo con Grecia y la posibilidad de que se imponga un corralito crece por momentos en tanto en cuanto lo complicado entramado sigue sin resolverse.

Así pues, desde Estrategias de Inversión queremos preguntar a los usuarios si desde su punto de vista se producirá un corralito en Grecia como el que ya hubo en su día en países como Argentina.