Facua-Consumidores en Acción ha advertido a la comisaria europea de Energía, Kadri Simson, que la política energética europea "es un regalo para los oligopolios y resulta nefasta para los consumidores".

La asociación, junto con otras organizaciones de consumidores pertenecientes al Consejo de los Consumidores y Usuarios (CCU), mantuvo este lunes un encuentro con la responsable de Energía de la UE para tratar la problemática de este sector y las políticas energéticas en España y Europa.

Según informa la asociación, en la reunión, el directivo de Facua Jesús Benítez trasladó a la comisaria Simson que, desde que la Unión Europea dictara en 1996 la norma que dio lugar a las políticas privatizadoras de los suministros energéticos, "se ha producido un proceso que ha provocado -en contra de lo que se prometió- la creación de mercados muy concentrados, con la aparición de grandes oligopolios, y el crecimiento continuado de los precios de la energía".

"Estas políticas privatizadoras han dado lugar a que millones de consumidores presenten serias dificultades o, incluso, se vean impedidos para poder hacer frente al pago de los suministros", destacó Benítez, "abocándolos a la pobreza energética, un problema que se originó con el proceso de liberalización de los años 90", añadió.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

A este respecto, el directivo de Facua subrayó que esta situación "se ha agravado especialmente con la actual situación de escalada desorbitada de precios, que ha provocado un aumento de las desigualdades y de los consumidores con dificultades para hacer frente a la factura de la luz".

"La mayor parte de las medidas que ha tomado el Gobierno de España sólo han servido para amortiguar parcialmente la subida -rebaja de impuestos- pero se han mostrado ineficaces para contrarrestar el enorme aumento del precio", afirmó Benítez, quien también traslado a la comisaria europea algunas de las propuestas de Facua en esta materia, como la imposición de un descuento mínimo del 50% en la factura semirregulada durante al menos seis meses, la reforma del sistema de fijación de precios, o la mejora del funcionamiento del mercado de la electricidad, entre otras.

LAS SOLUCIONES MÁS INMEDIATAS DEBEN PARTIR DE LOS PROPIOS ESTADOS.

Por su parte, la comisaría europea de Energía aseguró que la Unión Europea trabaja en un nuevo paquete de medidas que quiere poner a disposición de los Estados miembro en las próximas semanas, tras las primeras herramientas que puso en marcha en octubre de 2021: la reducción de los impuestos que gravan la energía y el IVA, indica Facua.

Así, Simson señaló a las asociaciones de consumidores que las soluciones más inmediatas deben partir de los propios Estados, aunque reconoció que desde la Comisión Europea están especialmente pendientes de la pobreza energética, instando a los países europeos a prestar un apoyo especial a las rentas de las familias y a implantar exenciones fiscales.