España ha sido el único país europeo donde ha crecido el comercio electrónico durante el primer trimestre de 2022, según un estudio de Salesforce, que subraya el contraste entre el crecimiento del 6% en el país y la caída media del 3% a nivel global, el primer descenso registrado por la tecnológica.

En la misma línea, el tráfico de las tiendas en línea ha aumentado un 14% en España, impulsadas por el uso del teléfono móvil, mientras que en el resto del mundo ha caído una media del 2%.

Las cifras han constatado una estabilización del comercio electrónico tras la explosión ocasionada por la pandemia, ya que cabe destacar que en el primer trimestre de 2021 el crecimiento fue de un 69% a nivel global y de un 70% en España.

Los españoles continúan gastando menos por visita que el resto del mundo, con 1,03 dólares de gasto (0,95 euros) frente a los 2,55 dólares de media a nivel global (2,36 euros), así como en el caso del pedido medio, que en España es de 82,36 dólares (76,26 euros) frente a los 96,19 dólares (89,07 euros) de la media global.

"Los datos a nivel global indican que la inflación y las incertidumbres económicas y geopolíticas han impactado en el consumidor, que está comprando menos artículos a menos minoristas", ha señalado el vicepresidente de Comercio Electrónico en la Nube, Enrique Mazón.

El gasto ha aumentado en artículos de lujo, bolsos y equipaje, mientras que los electrodomésticos, la belleza, los artículos deportivos y la electrónica han experimentado una reducción de las ventas.

AUGE DEL BNPL

Fruto de la incertidumbre, el fenómeno de los pagos aplazados, más conocido por sus siglas en inglés BNPL, ha continuado creciendo, con un 20% de compras más a través de este sistema que en el mismo periodo del año anterior.

Estas cifras suponen un crecimiento del 9% respecto al último trimestre de 2021 y llevan a este sistema a suponer el 9% del gasto digital global, con picos del 12% en países como Reino Unido.

España no se sitúa entre los principales países en el uso de BNPL, pero sí es uno donde registra mayor crecimiento junto a Canadá, Francia e Italia.