El Producto Interior Bruto (PIB) de México registró un avance intertrimestral del 0,9% durante el periodo enero-marzo de este año, según datos preliminares revelados este viernes por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

De confirmarse este dato el próximo 25 de mayo, cuando se conocerá el dato definitivo, la economía habría registrado su primer avance desde el segundo trimestre de 2021.

En la tasa trimestral, la economía azteca se vio beneficiada de la expansión de las actividades terciarias y secundarias, ambas con crecimientos del 1,1%. El buen comportamiento de estos dos sectores se vio contrastado por las actividades primarias, que descendieron un 1,9% en comparación con el último trimestre de 2021.

De su lado, en la tasa interanual la economía de México se anotó un crecimiento del 1,6%, con las actividades primarias liderando este crecimiento, tras registrar un avance del 2,1%. Por su parte, las actividades secundarias y terciarias registraron variaciones positivas del 2,8% y del 0,6%, respectivamente.

En un entorno afectado por la guerra en Ucrania y el alza en los precios, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) decidió rebajar la previsión de crecimiento del país hasta un 1,7% para este año. De su lado, el Fondo Monetario Internacional proyecta un crecimiento del 2%, frente al 2,8% anterior.