La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES) ha advertido este miércoles de la "exclusión financiera insostenible" que están viviendo en el país "millones de familias" y han reclamado al Gobierno medidas contra la "aporofobia bancaria", es decir, el trato discriminatorio que dan las entidades financieras a las personas en situación de pobreza o exclusión social.

La entidad ha celebrado una jornada online, en colaboración con su red territorial EAPN Galicia, bajo el lema 'Inclusión financiera: ¿enfoque de derechos o aporofobia bancaria? #aporofobiabancaria'. En ella se ha abordado las principales causas de las dificultades financieras derivadas de la pandemia y se ha analizado la gestión de los recursos en los hogares, el endeudamiento, el acceso a la banca o la pérdida de servicios en las zonas rurales.

En este sentido, se ha presentado una investigación de EAPN-ES, realizada sobre una muestra 348 personas en situación de vulnerabilidad social, que determina que casi la mitad (47,6%) ha indicado que en el último año ha sufrido un gran incremento de las comisiones por servicios de su entidad bancaria.

Además, el 44,2% ha asegurado que las condiciones de su cuenta han empeorado y le han quitado bonificaciones, mientras que el 20,2% han querido abrirse una cuenta bancaria y se la han denegado.

Sobre estos últimos, el documento determina que, en un 80% de los casos, las entidades bancarias les piden requisitos que no pueden cumplir; en un 60% quedan excluidos debido a que sus ingresos son muy escasos; y en un 20% tienen miedo a operar por Internet.

PETICIONES A LOS GOBIERNOS

El estudio recoge que la discriminación en el acceso a las personas pobres se une con otro concepto clave: la 'violencia administrativa', que hace referencia al trato distante, prejuicioso, sin empatía, ni calidad por parte de la administración pública encargada de atender las demandas sociales de las personas sin recursos o en situación de vulnerabilidad.

Como ejemplo de ello señala la prioridad que existe de la tramitación online frente a la atención presencial o el hecho de que, en el ámbito rural, no se cumple con el principio de igualdad, porque la población no tiene acceso a la atención. También habla de la complejidad de los trámites o de la falta de recursos para pagar un servicio de defensa legal que les apoye.

Ante esto, desde EAPN España reclaman a los gobiernos, central y autonómicos, garantías de operatividad de la cuenta básica, establecer que las entidades bancarias no apliquen comisiones por cobro de servicios a las cuentas con menores cuantías, mejorar la opción de la bancarrota personal, o la puesta en marcha de campañas de acceso a competencias digitales, para evitar que las personas no puedan acceder a servicios básicos por carecer de los conocimientos o los instrumentos necesarios.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

También reclaman garantías para la atención presencial a todas las personas que así lo necesiten y manifiesten, como personas mayores, con discapacidad y quienes están en proceso de superación de la brecha digital.

En este sentido, proponen que el Banco de España controle a todas las entidades de créditos rápidos que actualmente operan sin su supervisión y que encuentran clientes entre las personas desesperadas.

Del mismo modo, piden también a las entidades del Tercer Sector de Acción Social el apoyo para aquellas personas en pobreza para mejorar su educación financiera y superar la brecha digital.

GARANTÍAS DE ACCESO AL SISTEMA BANCARIO

El presidente de EAPN-ES y EAPN Europa, Carlos Susías, ha asegurado que las "decisiones políticas y económicas" han llevado a la ciudadanía a "una situación de exclusión financiera insostenible para millones de familias". A su juicio, "el Banco de España y el Ministerio de Economía deben afrontar la aporofobia bancaria y garantizar que toda la ciudadanía tenga acceso al sistema bancario y financiero".

En la jornada también ha participado Manuel Pardos, presidente de ADICAE, que, en su caso, ha llamado a que la "alfabetización financiera" sea "una prioridad para la banca"; así como Carlos San Juan, promotor de la Campaña #SoyMayorNoIdiota, quien ha apuntado que, aunque "la digitalización es importante", lo "más urgente" es "recuperar la atención humana y personal en las entidades bancarias".

Por su parte, el secretario general de la Valedora do Pobo de Galicia, Fernando de Andrés, ha llamado la atención sobre los colectivos que más están sufriendo el aumento de la exclusión financiera. "Personas mayores, migrantes y refugiadas o perceptoras de pensiones o rentas mínimas de bajo importe, trasladan repetidamente su preocupación por las dificultades para acceder a cuentas básicas gratuitas, el cobro de elevadas comisiones bancarias o el embargo indebido de prestaciones".

En este sentido, la gerente del Instituto Gallego del Consumo y de la Competencia de la Xunta de Galicia, Sol Vázquez, ha destacado "las carencias de información de los consumidores para acceder a la cuenta de pago básica".

"Pese a que la normativa obliga a las entidades de crédito a informar sobre las cuentas de pago básicas, existe un incumplimiento generalizado de tales deberes de información", ha denunciado.