A la espera de que el presidente Donald Trump presente su esperada reforma fiscal, son muchos los expertos que hablan sobre sus efectos sobre la economía y las empresas.  


El plan que presentaron el asesor Gary Cohn junto al secretario del tesoro, Steven Mnuchin dejaron claros algunos aspectos. Sobre todo en lo que se refiere a la rebaja del impuesto de sociedades, que se reduciría en 20 puntos hasta el 15%. Además, se reducirá el tipo que se aplica  a la repatriación de los beneficios en filiales extranjeras a unos 2,6 billones de dólares.

Pero los analistas se preguntan cómo va a pagar el gobierno esta rebaja de impuestos y si logrará pasar y salir aprobada por el congreso, donde seguro recibirá el rechazo del partido demócrata y de una gran parte de los republicanos.   En el mercado se especula con que la rebaja de impuestos va a tener un coste de entre 3 y 7 billones en la próxima década, lo que para algunos expertos va a tener un mayor impacto negativo sobre el crecimiento del que se espera.

Durante una presentación a inversores en Madrid, el gestor del fondo LM ClearBridge Large Cap Growth, Peter Bourbeau, apuntaba que “lo que ha propuesto está bien. Pero se trata solo de un primer paso. ¿Puede pagarlo?”, se preguntaba el experto.

En su reunión afirma que “Obama fue un líder poco efectivo porque no pudo hacer que muchas de sus propuestas se aprobaran por el congreso y a Trump le puede pasar lo mismo”. En su opinión hay opciones de que se aprueben, pero tendrá que negociar. En cualquier caso sugiere que a pesar de que lo que se va a conseguir no es mucho, “es mejor que nada”.

En esa misma línea, uno de los columnistas de MarketWatch usaba comentarios de Erick Ormsby, el fundador de Alcosta Capital Management. El experto explicaba que incluso aunque el congreso apruebe una reducción mucho más pequeña, muchas compañías van a conseguir una fuerte mejora de sus beneficios que redundará en sus accionistas.

En opinión de este experto, el tipo impositivo quedaría, finalmente en un 25% este año, diez puntos por encima de la propuesta inicial. Él ha calculado que el beneficio del S&P 500 se incrementaría desde los 131,05 dólares por acción hasta 144,05 dólares con esta propuesta reducida.  

Esta mejora de los beneficios también influiría en la valoración del índice, que ahora mismo está en 18,3 veces beneficios para este año, con lo que una rebaja de impuestos podría venir acompañada de mayores subidas en bolsa.

El experto recomienda cuatro compañías que podrían subir en bolsa si la propuesta sale adelante: Se trata de Charle Schwab, Southwest Airlines, UnitedHealth y SVB Financial Group. 

Mencionadas