El interés por el estilo de inversión value es creciente. De hecho, hay muchos expertos que reconocen que, por la situación macro que tenemos y de beneficios empresariales, este año podría ser el óptimo para invertir en value. ¿Qué hay a favor y en contra de esta inversión para los próximos meses?

La inversión en valor, tal y como su propio nombre indica, trata de buscar el valor intrínseco de una compañía que está infravalorada a precios de mercado y con un objetivo de largo plazo. El buen comportamiento que tuvieron estas acciones durante 2016 de nuevo abre el debate de si será este ejercicio el que lideren las acciones de estilo valor frente las de crecimiento, acciones en las que los inversores buscan, casi exclusivamente, “un potencial de crecimiento en el futuro dándole menos importancia a si está caro o barato en el momento de la compra”, explica Victoria Torre, responsable de análisis, contenidos y servicios de Self Bank.

Ahora la pregunta está en si realmente es buen momento o no para invertir en este tipo de acciones. Según esta experta de Selfbank cada vez vemos más informes que hablan de que puede ser el momento después de años en que el crecimiento ha ganado por goleada. De hecho, si comparamos el MSCI value frente al MSCI growth, veríamos que el primero está infravalorado en un 60%. ¿El motivo? El máximo exponente del valor son bancos y aseguradoras y con los tipos que tenemos actualmente, ya sabemos cómo ha sido su evolución.

 

Value vs Growth

 

El actual diferencial entre value y growth es el más alto en décadas, tanto en términos de magnitud como en duración, lo que lleva a las compañías value a estar históricamente muy baratas e infra compradas. Y hay un punto más: el hecho de que muchos expertos hablen de reflación, recuperación del precio de materias primas en un entorno de mejora de las expectativas de economía e inflación, y de subidas graduales de tipos penaliza a las compañías growth pues tienen cierta similitud con los bonos de larga duración, más sensibles a la subida de tipos de interés.   

Los expertos consideran que la inversión en empresas tipo valor - con beneficios crecientes y recurrentes, buenos márgenes, rentabilidad sobre el capital, deuda equilibrada o barreras de entrada altas - ha venido para quedarse. Uno de los argumentos está en lo infraponderado que está el valor en las carteras globales, sesgadas a favor del crecimiento. Es más, hay voces que hablan de que a largo plazo, la inversión en valor es la que más rentabilidad aporta al mercado.

Entre los fondos value comercializados en España, hay nombres como Bestinver Internacionall, aZvalor Internacional, Magallanes o Cobas Selección, bajo un estilo que ha convertido a sus gestores, García Paramés, Iván Martín o Beltrán de la Lastra en las estrellas de la gestión de fondos en España. Kau Markets EAFI ha preparado un ránking con la evolución de estos fondos durante este ejercicio.  Magallanes Euorpean Equity, con más del 11% de rentabilidad en el ejercicio, tiene como objetivo de inversión Europa y presenta compañías como Savencia, Bouygues, Orkla o Pargesa Holding entre sus principales compañías en cartera.  Bestinver Internacional, con más del 12% de rentabilidad en el año, tiene a Dassault Aviación, Lenta o Thyssenkrupp mientras que azValor Internacional acumula en torno a un 6% de rentabilidad con Alphabet, Buenaventura Mining y Grupo México SAB entre sus principales posiciones. 

 

Mejores fondos

 

Regístrese si quiere leer el artículo completo