Análisis de la cartera Seguimos manteniendo una visión muy prudente de los mercados para el año que viene. Pensamos, en efecto, que las bolsas ya han descontado en gran medida las noticias positivas (operaciones corporativas, tipos de intereses bajos, beneficios empresariales espectaculares...), pero siguen sin ver el lado 'oscuro', es decir un dólar débil y una desacleración económica en Estados Unidos que afectaría al consumo y a los beneficios de las empresas. Por eso hemos reducido nuestra exposición a la renta variable euro como a la renta variable española (que sale de nuestra cartera modelo) para dar entrada a fondos que invierten en oro, pensando en una cobertura contra un dólar que podría caer aún más.