Cuando se sigue la evolución de los binomios que comparan los precios de varios metales preciosos, se busca analizar la valoración relativa que guardan entre sí. 
Dado que son indicadores muy seguidos por los inversores, vale la pena analizar por qué son un argumento válido para establecer la valoración relativa entre los activos de este sector. Teniéndose en cuenta que este indicador no funciona aplicándose indiscriminadamente sobre cualquiera de estos metales, se deben tomar en cuenta otros factores claves, como el sentimiento de los inversores y el ciclo económico prevaleciente.



Las correlaciones son unas variables claves que pueden dar una idea si la aplicación de un binomio determinado, es útil para establecer la valoración relativa. No obstante, se debe tener cuidado con ellas, ya que en sí pueden carecer de un valor nominal significativo.



Durante los últimos meses, las correlaciones entre el oro y la plata se han mantenido en sus medias históricas; la correlación platino/paladio ha estado muy por debajo de su rango tradicional, a pesar de comienza a fortalecerse. Por su parte la correlación oro/platino, se ha mantenido en niveles elevados; no obstante, se ha debilitado recientemente, ya que se espera que vuelvan a prevalecer los fundamentos de mercado por sobre el pesimismo que ha estado padeciendo el sector de los metales preciosos.

Binomio Oro:Plata
Dado sus pasados monetarios, el oro y la plata históricamente han tendido a tener una alta correlación. El oro, en particular, se ve como un depósito de valor y se lo utiliza para diversos fines de protección como los siguientes: contra la falta de confianza en la política del gobierno; contra el riesgo de un sistema bancario de un país; contra la inflación causada por una devaluación decretada o la política monetaria de un banco central.

Gran parte de la demanda de la plata proviene de la industria y bajo el contexto actual, ésta ha sido mediocre. Como resultado, los inversores han comenzado a ver a la plata con una finalidad similar a la del oro, como una inversión de refugio y un material básico de joyería.

El binomio oro:plata cotiza a un nivel elevado, habiendo alcanzado en julio de 2015, su nivel más alto en setenta y seis veces. A medida que la recuperación económica mundial comienza a acelerarse, esperamos que la plata atenúe su subvaloración, a medida que la demanda industrial reimpulsa su demanda. Dado que su correlación se mantiene dentro de un rango normal gracias a la recuperación de la actividad industrial, esperamos que el binomio oro:plata disminuya más a medida que se alinea a su media de largo plazo (60 años). Se espera que la plata supere el rendimiento del oro durante los próximos meses




Binomio Oro:Platino 

Aunque la lógica detrás del binomio del oro: platino radica principalmente en el papel de ambos metales en las aplicaciones de joyería, vale la pena profundizar un poco más para descubrir el diablo en los detalles.
La correlación entre el oro y el platino ha sido volátil en los últimos años, lo que sugiere que este binomio puede ser utilizado de manera transitoria como un indicador de valor relativo.

Aunque el mismo alcanza el nivel más alto desde agosto de 2012, los fundamentos subyacentes de ambos metales siguen siendo divergentes.

Además, creemos que este binomio representa un valor relativo menos convincente, debido a que ambos metales tienen aplicaciones diferentes. No obstante, sí es útil para ver cuándo el sentimiento prevalece sobre los fundamentos, ya que el mercado del platino ha estado en un déficit durante varios años y últimamente, el oro ha sido rechazado ampliamente como instrumento de protección.

oro


Analizándolo detalladamente

El uso del oro en la joyería, especialmente en los mercados emergentes, tiene mucho que ver con el concepto de reserva de riqueza. En los países emergentes donde ha sido significativa la intervención estatal, al igual que la desconfianza en sus sectores financieros, los individuos lo han utilizado como un activo tangible para conservar riqueza. A excepción adicional de la plata, ningún otro metal precioso ha sido utilizado históricamente como depósito de valor de esta manera. 

A pesar de que la joyería consume casi un 55% de oro como materia prima, también utiliza un 35% de platino. La divergencia se hace más marcada cuando se ve la demanda subyacente de joyería por región. En China es clave el platino, ya que la joyería consume un 65% de éste (25% de la demanda total de platino), mientras que de oro, un 38% (15% de la demanda total). Por su parte en la India, el sector joyero consume casi un 40% de oro. De una manera similar a la plata, el sector industrial comprende más de un 60% la demanda total de platino, muy lejos del 10% de su contraparte del oro. Bajo un contexto de recuperación económica mundial, los metales con usos industriales son mucho más propensos a beneficiarse. A su vez, esperamos que cuando el sentimiento de mercado se revierta y los mercados comiencen a descontar los factores fundamentales de oferta ajustada, el precio del platino presentará mejores perspectivas de apreciación que las del oro.

Mientras que la demanda por joyería ha venido creciendo en los últimos años y seguirá siendo clave en el mercado del platino, esperamos que durante los próximos años, comiencen a influir también los factores cíclicos sobre el precio de este activo. Las nuevas normas de emisiones europeas (a introducirse en septiembre de 2015) aumentarán la ponderación de los metales del grupo de los derivados del platino en los sistemas de reducción de emisiones.
Esperamos que esto impacte directamente sobre una mayor demanda de automóviles (y a su vez la de los catalizadores), la cual representa actualmente un 41% de la demanda de platino. De esta forma, este sector pesará más en la demanda futura de platino, lo que proporcionará un respaldo adicional a su precio.

Binomio Platino:Paladio

Para analizar mejor el valor relativo del grupo de los metales derivados del platino (PGMs), creemos que es más conveniente realizarlo recurriendo al binomio platino:paladio.



Ambos PGMs se extraen de superficies de similares características (donde Sudáfrica y Rusia comprenden buena parte de la producción de platino y paladio) y están sujetos a los mismos riesgos de distorsiones de la producción.
Desde el lado de la demanda también existen similitudes. La demanda de ambos metales surge en buena parte del mercado de catalizadores de automóviles, a pesar de que el paladio tiene una mayor participación, de cerca del 70% de la demanda. La diferencia también surge del sector joyero, donde el paladio tiene un uso reducido en comparación al platino. 

A principios de 2015, la correlación entre el platino y el paladio cayó por debajo de su nivel medio a largo plazo, lo que refleja la solidez del platino. Al mismo tiempo, los precios del paladio cayeron a consecuencia de su exposición al mercado de catalizadores automáticos de China, el cual registró resultados de venta decepcionantes.

Esperamos que a medida que la demanda china de platino y paladio (tanto de las ventas de joyería y automóviles) se
normalice y la demanda mundial de automóviles crezca aún más, el binomio platino:paladio vuelva a sus niveles medios de los últimos años. En cualquier caso, creemos que este binomio muestra que el platino yace relativamente infravalorado y esperamos que la relación se estabilice antes de que vuelva a crecer hacia el nivel 2:1 a medio plazo.

¿Presenta el oro un potencial de rebote?
Aunque contemplamos que la mejora de la situación económica beneficie en general al sector de metales preciosos con aplicaciones industriales, el oro igual tiene su lugar en un portafolio equilibrado. Más allá de los riesgos económicos que aún persisten, los inversores podrían beneficiarse de la oportunidad estacional que se les presenta.
El oro tiene patrones estacionales específicos. Durante el tercer trimestre en los últimos años, el oro ha tendido a registrar un rendimiento más sólido como resultado de la demanda surgida en la temporada festiva de la India.

Históricamente, el tercer trimestre ha sido en general un fuerte período estacional para el oro. Durante el tercer trimestre de los últimos cuatro años, la media de apreciación del metal ha sido del 6%, gracias a la mejora de la demanda física en la temporada festiva de la India.

Si la demanda de oro físico vuelve a fortalecerse durante el tercer trimestre, la presión bajista que viene teniendo durante 2015, podría frenarse a corto plazo.



Además, la recuperación a corto plazo del oro influiría positivamente sobre la plata, debido a la elevada correlación que mantienen entre sí.