Las pequeñas y medianas empresas son un motor clave de la economía española: constituyen el 99% del tejido empresarial y generan más del 64% del empleo. Banco Santander tiene a disposición de este segmento un paquete de productos y servicios financieros diseñados ‘a medida’ para las más de 2,8 millones de pymes registradas en España, con el objetivo de impulsar su recuperación económica y promover su rentabilidad y crecimiento.

La entidad ofrece diversas soluciones para empresas, relacionadas con cuentas y tesorería, gestión de cobros y pagos, financiación y avales bancarios, gestión del negocio internacional y diversas coberturas de seguros. Atiende a pymes de diversos sectores como agricultura; ganadería y pesca; industria; servicios; turismo y hotelería, entre otros. En algunos casos, el Santander ha creado unidades específicas de atención según el sector, con el objetivo de ser más eficientes a la hora de atender sus necesidades concretas y apoyar a los empresarios y autónomos en un momento especialmente complicado por la crisis derivada de la pandemia.

Es el caso de la hostelería y la restauración, un sector al que Banco Santander ha destinado más de 1.000 millones de euros en financiación durante los cinco primeros meses de este año. La agilidad del banco a la hora de resolver las necesidades de estos empresarios ha sido clave para que estos negocios sigan adelante. De los 130.000 clientes con los que el banco cuenta en este sector, el 68% de los restauradores son autónomos y el 60% de los hosteleros está formado por micropymes. 

Otra actuación clave del Banco Santander este año ha sido la firma con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) de dos acuerdos bajo el Fondo Paneuropeo de Garantía, parte del paquete de medidas de 540.000 millones de euros con el que la UE responde al impacto económico provocado por la pandemia. De esta manera, el BEI proporcionará a la entidad dos líneas de garantías de hasta 500 millones euros cada una para apoyar a las pymes, midcaps y grandes empresas afectadas por la crisis. A su vez, el banco pone otros 1.000 millones adicionales, de forma que el volumen de financiación que se pondrá a disposición de las empresas alcanzará los 2.000 millones de euros. Estos acuerdos permitirán que las pequeñas y medianas empresas tengan una posición más holgada de liquidez y podrán proteger así el empleo.

Además, Banco Santander prepara una herramienta para que las empresas puedan identificar y tramitar las ayudas de los fondos europeos Next Generation Europe. Gracias a un acuerdo con KPMG y LocalEurope, las empresas podrán tener acceso a una plataforma digital de búsqueda y que integrará un servicio opcional de asesoramiento a través de consultores especializados. El objetivo es que las empresas saquen el máximo partido posible a estas ayudas y evitar que, por desconocimiento o por la complejidad en su tramitación, no lleguen a las pymes. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En concreto, este nuevo servicio permitirá a las empresas acceder a toda la información sobre las convocatorias de proyectos con cargo a estos fondos, subvenciones y licitaciones de todas las administraciones públicas. La herramienta trabaja con algoritmos que permiten localizar aquellos fondos que se ajustan más al perfil de cada empresa.

La entidad también apuesta por garantizar el acceso de los negocios a asesorías empresariales de calidad, sin importar su tamaño. Recientemente, el banco anunció su participación en Connecting Visions, una plataforma de consultoría de pymes que tiene como principal objetivo facilitarles el acceso a profesionales de consultoría y que está incluida en One Digital, la oferta de servicios digitales de valor añadido de la entidad. Los expertos escuchan los retos de las pymes y elaboran las propuestas de forma muy ágil, de manera que en menos de 10 días presentan al cliente dos o tres opciones para resolver su reto, siempre teniendo en cuenta el presupuesto del que dispone. Este tipo de servicio era hasta ahora inaccesible para empresas de baja facturación.  

Reconocimientos y formación para las empresas

Los Premios Pyme del Año, que convocan anualmente Banco Santander y la Cámara de Comercio de España, se han posicionado como uno de los reconocimientos de referencia a la labor de las pequeñas y medianas empresas del país. Este año, en el marco de la quinta edición, 1.735 empresas se han inscrito en la convocatoria. Madrid, con 81 empresas inscritas; Barcelona, con 80; y Valencia, con 69, son las tres provincias que han registrado la participación más alta. El V Premio Pyme del Año se ha convocado en 50 provincias y la ciudad autónoma de Ceuta, y cuenta con la participación de 47 Cámaras de Comercio territoriales, de las 13 Direcciones Territoriales del Banco Santander en España y las principales cabeceras de la prensa española.

Actualmente están en curso las reuniones de los jurados provinciales que decidirán, entre todos los candidatos, a seis ganadores: Premio Provincial Pyme del Año, Accésit de Internacionalización, Accésit de Formación y Empleo, Accésit de Innovación y Digitalización, Accésit de Empresa Responsable y Mención Especial Reinvención COVID, una nueva categoría que pretende premiar las iniciativas que han desarrollado las pymes para adaptarse a la situación de pandemia provocada por el coronavirus. Los ganadores provinciales concurrirán al Premio Nacional Pyme del Año 2021, que se fallará en el primer trimestre de 2022.

Durante el primer semestre del año, Banco Santander también respaldó la II edición de ‘Asesora una pyme’, un proyecto de Attitude Academy de Barrabés.biz, que buscaba innovar en el modelo de apoyar a las pymes en sus modelos de negocio y procesos de transformación ante los desafíos derivados de la pandemia. Un programa gratuito de tres meses, en el que las pymes seleccionadas reciben sesiones personalizadas, one-to-one, con asesores expertos en estrategia y desarrollo de nuevo negocio, innovación, digitalización, financiación o tecnología.