Sacyr ha reconocido que los conflictos que tiene por los sobrecostes en las obras de ampliación del canal de Panamá es algo que no se resolverá a corto plazo. Por lo que según una estimación de un experto, la compañía podría recuperar 632 millones de euros por las reclamaciones presentadas en las distintas instancias de arbitraje. 

Es una cifra que tiene que ver con el porcentaje del 41% del grupo español en el consorcio GUPC y el último peritaje realizado por la firma DLF Associates en febrero. Según manifiesta el experto se podría recuperar hasta 1.953 millones de dólares, el 49% del total de reclamaciones que fueron presentadas hasta diciembre de 2016, que ascienden a 3.953 millones.

El consorcio ya ha cobrado sobrecostes de 337 millones de dólares, por lo que le quedaría por cobrar otros 1.616 millones de los cuales a la compañía Sacyr le correspondería el 41%.