Analizamos el mercado global con el DJ Global  y en él vemos que se está acentuando una divergencia en el gráfico diario, algo que suele aparecer en los finales de los impulsos, como se puede apreciar en las anteriores subidas.
 
Para buscar la confirmación de una caída, podemos buscar que se cumplen pautas que se han cumplido en el pasado. Por ejemplo, en anteriores casos vemos que se cumple la divergencia y luego se acaba cruzando por debajo del MACD. Si viésemos una ruptura de la directriz, el precio entraría en un proceso correctivo. Actualmente estamos viendo síntomas de agotamiento y en cuanto cruce la directriz, el mercado entraría en un proceso correctivo que no debería ser muy profundo, sino que podría ir a buscar el entorno del 38-50% de retroceso, para después continuar subiendo.

El porcentaje de valores que se encuentra por encima de la media de 50 está en niveles de sobrecompra, por encima del 75%. Este indicador va a tender a irse a la zona neutral, al 50% y, cuando eso ocurre, el mercado se queda en un estado lateral o en profundidad correctiva. Así pues, estamos viendo otro síntoma de agotamiento.

El indicadores de amplitud McClellan Oscillator está por debajo de cero y eso significa que el mercado ahora mismo ha frenado sus subidas. Cuando el indicador pasa por encima del valor cero coincide con periodos de corrección. Si queremos ver un periodo de subida de varios días, necesitamos que se coloque por encima de cero. Así que, aquí tenemos otro indicador de agotamiento.

Si extrapolamos este movimiento a los índices principales nos podemos encontrar que en el Ibex 35 está acentuando el agotamiento, con el precio perdiendo los anteriores mínimos, con la media de 150 de una hora se ha colocado hacia bajo y ahora podría ir a buscar la zona del 38% que, casualmente, coincide con el máximo anterior. La zona de control pueden ser los 9.100 puntos, nivel en el que podríamos incorporarnos al siguiente impulso.

Lo mismo le pasará al DAX, que está rompiendo hacia abajo y podría caer un poco más, hacia 11.200 puntos. Con una divergencia en estos niveles, podríamos incorporarnos al siguiente movimiento impulsivo. El movimiento correctivo necesita consumir tiempo y podríamos irnos a mediados de febrero, cuando nos encontraremos en el nivel de control.