La compañía ha reforzado su expansión internacional con la apertura de un nuevo establecimiento en Perpiñán, Francia. Con esta nueva entrada en el mercado francés, Telepizza pasa a estar presente en más de 20 países del mundo.

Esta nueva entrada forma parte de su estrategia internacional, en el cual busca crecer en los países donde ya opera, buscando así nuevas oportunidades de negocios e iniciando grandes operaciones en nuevos mercados. Actualmente su venta fuera de España supera el 30% del total.  

Perpiñán ha sido uno de los lugares elegidos por la empresa porque  además de poseer un núcleo de población de alrededor de 100.000 habitantes, es uno de los lugares perfectos en el cual la compañía puede consolidar su modelo de expansión, además de que la cercanía de esta ciudad con España permite mejorar así la red de suministro y aprovechar sinergias logísticas centrando las operaciones desde el mercado nacional.

Nacho González Barrajón, managing director EMEA de Telepizza, reiteró que "Desembarcar en Francia representa un paso importante para nuestra marca, y de hecho hemos tenido en cuenta los gustos de los franceses, adaptando nuestra oferta: un 20% de la carta corresponderá a especialidades propias del país, principalmente el desarrollo de nuevos quesos y la gama Halal (destinada a la población árabe)".

El ejercicio 2016 ha supuesto para Telepizza una gran penetración en los mercados internacionales. La compañía durante este 2017 ha comenzado a operar, además de Francia, en otros nuevos mercados como Reino Unido, Suiza, Chequia y Paraguay. La multinacional prevé seguir expandiéndose en el marco de esta estrategia de internacionalización con la apertura de entre 60 y 80 nuevas tiendas en las geografías Core durante el 2017.

El último ejercicio ha demostrado que este es el  mejor año en crecimiento de ventas desde 2007 para Telepizza, alcanzando los 517 millones de euros en las ventas cadena del grupo.