Con el inicio de junio, es momento para echar la vista atrás y ver qué ha ocurrido el mes anterior y prever si los mejores y peores valores  de mayo pueden repetir tendencia a partir de ahora. El análisis, en este caso, le corresponde a Solaria y OHL.

Si hay dos compañías que han supuesto lo mejor y lo peor para los inversores de la bolsa española en mayo esos son Solaria y OHL. La compañía de energías renovables terminó el mes pasado encabezando las subidas de la bolsa española, con alzas de un 37,9%. Sin embargo, la constructora del grupo Villar Mir sigue sin levantar cabeza y con una cotización que sigue azotada tanto por su elevado endeudamiento, como por el encarcelamiento de el que hasta hace unas semanas era su CEO, Javier López Madrid, el yerno del fundador de la compañía. En los últimos 31 días la empresa se ha dejado en bolsa un 17,5%.

La situación es idéntica para las dos empresa si echamos la vista atrás en el último año. Mientras que las acciones de solaria se aprecian un 83%, las de OHL se dejan un 36%. Y por los mismos motivos.

OHL-Solaria

Como explicaba el director de relación con los inversores de Solaria, Pierre Nadelar, en una entrevista con Estrategias de Inversión durante la celebración del Foro MedCap, la empresa está saliendo de un profuso proceso de reestructuración. Y eso se nota en su evolución en bolsa.

El directivo reconocía que “desde hace algo más de un año hemos empezado a hacer una serie de cosas que han cambiado el perfil de la compañía. Hemos dejado de ser una compañía industrial y ahora somos un grupo meramente generador de energía. Hemos optimizado la estructura financiera de la compañía y eso nos ha permitido dar el cambio. A fecha de hoy, empezamos a comunicar, a hablar con mercados, tenemos un primer informe de un bróker que da apoyo a nuestra historia. Creemos que hay mucha historia en Solaria y que el mercado lo sabrá reconocer”.

En la entrevista apuntó que sus objetivos son los de duplicar el perímetro de la compañía en el próximo año y eso lo harán con adquisiciones. La idea es “seguir marcando un crecimiento sostenido, superior a la media de mercado, sobre todo en mercados visibles, claros y con un marco regulatorio fuerte”. Este año van a comenzar a operar dos plantas en Uruguay que ya van a incrementar en un 50% su perímetro.

Las historias de Solaria y de OHL están unidas por la desgracia de la crisis de 2008. Las dos pertenecían a sectores que se vieron muy perjudicados por la crisis, la de los Villar Mir por el hundimiento de la construcción y el peso de una alta deuda creada al calor de la expansión internacional. Y Solaria, por el fracaso de un sector, el de las renovables, que pasó de vivir prácticamente una burbuja a ser denostada tras varios cambios regulatorios.

La diferencia en la gestión de estas dos crisis –y quizá también el tamaño-, han marcado que las dos se encuentren en momentos muy diferentes. Y eso que, tal y como puede verse en el siguiente gráfico, su desplome en los últimos diez años, desde antes de la gran crisis, ha sido muy similar. Es más, Solaria probablemente salió al mercado en uno de los momentos de más auge de las OPV’s de nuestro país, en junio de 2007. Nadie esperaba que su camino se viera a ver ensombrecido por la mayor crisis de la historia de nuestro país pocos meses después. Desde el 19 de junio de ese año –el día del debut de Solaria-, hasta hoy, la empresa se deja un 82% en bolsa. OHL cede un 87%.

OHL y Solaria 10 años

La cuestión ahora es cómo van a evolucionar las dos firmas en bolsa a partir de ahora. Por lo que parece, Solaria tiene un camino claro que seguir. Tiene planes.

Quizá por eso los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión le dan una puntuación sobresaliente, el máximo. Diez puntos sobre diez, lo que sitúan la cotización en una clara fase alcista.

Solaria, indicadores premium

Por el contrario, OHL recibe solo 4 puntos por parte de estos Indicadores Premium, lo que habla de que se encuentra en fase de rebote.

OHL Indicador