El mercado tiene un inicio de semana positivo a pesar de que hay festivos en EEUU y Reino Unido que nos dejan sin referencias. Por un lado tenemos a la FED que confía en la fortaleza de su economía y a diferencia de lo sucedido en otras ocasiones, el mercado valida estas expectativas.

Una subida en julio es probable y esta semana tenemos dato de empleo que será algo negativo pero por la huelga. Aquí no debemos esperar ningún mensaje nuevo por parte del BCE y revisará sus previsiones macro, lo que no creo que vaya a ser significativo. En los últimos días, el tema del referéndum parece reafirmar la posibilidad de que RU permanezca en la Eurozona y eso se ve en las apuestas más que en las Encuestas.

Reunión de la OPEP esta semana, creo que no llegará a los 60 dólares. A corto plazo puede tener una ligera corrección y sigue habiendo diferencia entre los principales productores pero claramente los niveles actuales se consolidarán y no veremos ajustes a la baja sustanciales. 

Declaraciones a Radio Intereconomia