Sacyr se ha apresurado a mandar una comunicación a la CNMV para desmentir las informaciones que hoy publica Expansión y que apuntan a que la compañía está preparando la venta de un 2% de su participación en Repsol.

A primera hora Sacyr ha mandado un hecho relevante a la CNMV diciendo que “en este momento no tiene intención de vender ni colocar en el mercado ningún porcentaje de las acciones correspondientes a su participación en Repsol. Esta comunicación desmiente la información publicada por Expansión, rotativo que apunta a que la compañía presidida por Manuel Manrique planea colocar un 2% de la petrolera mediante la emisión de bonos convertibles en acciones. Esta operación ayudaría a Sacyr a reducir su deuda, después de cerrar el 2015 con un agujero de 4.180 millones (un 34% menos que en 2014).
 
Recordemos que Sacyr firmó el año pasado una refinanciación de su crédito de 2.265 millones hasta 2018 vinculado a la participación del 8,5% en la petrolera (del que amortizó 600 millones este verano con la venta de Testa).

A finales de 2015 Sacyr ajustó el valor de la participación a 15,6 euros por título (-373 millones de euros) un 64% por debajo de la cotización actual. A los actuales precios de mercado su participación valdría 1.142 millones y en 2015 le restó 655 millones de beneficio a Sacyr. 

En una entrevista concedida a Estrategias de inversión, la directora de relaciones con inversores de Sacyr afirmaba que “nuestro crédito vinculado a la participación en Repsol se refinanció en unas condiciones favorables, con vencimiento en 2018. El año pasado amortizamos 600 millones de euros de principal con lo cual la estructura del préstamo mejoró todavía más para Sacyr. A día de hoy el dividendo de Repsol cubre con creces el coste de intereses y permite amortizar principal, holgadamente. Por tanto, aunque Repsol redujera el dividendo, Sacyr seguiría cubriendo de sobra el servicio de la deuda”.

En cuanto a las garantías adicionales derivadas de la cotización de Repsol, Pilar de Aragón, comenta que “en este momento estamos cómodos en este aspecto, venimos de valores más bajos en la cotización de Repsol y no hemos tenido problemas y no anticipamos ninguna tensión a corto plazo por este lado. Estamos, lógicamente, vigilantes, pero no preocupados, pues tenemos garantías suficientes en el grupo en este momento”.

En cambio, hay expertos que consideran que Sacyr sí debería plantearse algún tipo de desinversión en la petrolera. Así pues, Pablo García, de Carax Alphavalue, comenta que “que Sacyr quiere desinvertir en Repsol es un secreto a voces, aunque se haya desmentido. La situación de deuda de Sacyr es muy elevada y tampoco es malo que venda un paquete en una participación por mucho que diga que es estratégica. Por tanto es una cuestión de tiempo. El mercado interpreta que Sacyr tiene que ir deshaciendo esa posición”. 
 
vencimientos deuda sacyr



También le puede interesar:
Sacyr pierde más de un 20% desde máximos anuales