En línea con las previsiones lanzadas en el plan estratégico, la eléctrica ha incrementado en un 2,3% su Ebitda, hasta los 1.113 millones de euros, con una deuda financiera neta que se incrementa un 5,5% respecto a los datos de cierre de 2015.
 
Tal y como ha informado la compañía a la CNMV, el importe neto de la cifra de negocio de los primeros nueve meses asciende a 1.445,3 millones, lo que supone una variación del -0,8% respecto al mismo período del ejercicio anterior. Una cifra que “recoge la tarifa de Transporte de España correspondiente al año 2016, que fue publicada el pasado 17 de junio, y las puestas en servicio de los activos de transporte del año 2015. Asimismo recoge los ingresos asociados a la prestación de servicios de telecomunicaciones que alcanzan los 64,7 millones de euros en el periodo, los ingresos regulados relativos a la operación del sistema por 42,0 millones de euros, y los ingresos vinculados a la actividad internacional”.



El Resultado bruto de explotación (EBITDA) de Red Eléctrica asciende a 1.113,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 2,3% sobre el año anterior. Por otra parte, el Resultado neto de explotación (EBIT) alcanza los 751,6 millones de euros, un 1,8% más que en el mismo periodo del año pasado influido por el incremento del 3,4% de las dotaciones para amortización de activos no corrientes como consecuencia de las puestas en servicio en 2015.

El Resultado financiero ha ascendido a -114,8 millones de euros frente a -119,1 millones de euros registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, consecuencia principalmente de un menor tipo medio. Por último, el Resultado del ejercicio ha alcanzado los 471,3 millones de euros, aumentado un 5,0% en relación al mismo periodo del ejercicio anterior. El tipo impositivo efectivo se ha situado en el 25,6% como consecuencia de la aplicación de la Ley sobre el impuesto de sociedad.

El Flujo de efectivo operativo después de impuestos ha sido de 948,0 millones de euros, con un aumento del 1,9% respecto al generado en el mismo periodo del año pasado, principalmente por el mayor resultado antes de impuestos y amortizaciones.
Los Cambios en el capital circulante presentan una variación negativa de 160,6 millones de euros, que contrasta con el aporte positivo de 95,3 millones de euros generados en el ejercicio anterior. Este comportamiento viene explicado por la ausencia durante este ejercicio de elementos extraordinarios presentes el año 2015, tales como la recuperación del IVA asociado a la compra de los derechos de uso a largo plazo de la red de fibra óptica y ciertas partidas pendientes de liquidar al sistema. Los Cambios en otros activos y pasivos presentan una variación negativa de 141,6 millones de euros, frente a los 11,5 millones del tercer trimestre de 2015, consecuencia principalmente de la financiación transitoria concedida a TEN hasta la formalización de la financiación definitiva.

Las Inversiones llevadas a cabo por el Grupo en los tres trimestres transcurridos del ejercicio 2016 han alcanzado los 458,1 millones de euros, un 39,5% superiores a las realizadas en el mismo periodo del año 2015, de los que 236,9 millones de euros se destinaron al desarrollo de la red de transporte nacional. Los Dividendos pagados con cargo a los resultados del ejercicio anterior han sido de 432,8 millones de euros, equivalentes a 3,21 euros por acción, o a 0,8025 euros por acción si se tiene en cuenta el desdoblamiento de acciones llevado a cabo el pasado 11 de julio.
 
Atendiendo al tipo de interés, un 86% de la deuda neta del Grupo es a tipo fijo, mientras que el 14% restante es a tipo variable. Asimismo, hasta el mes de septiembre el coste medio de la deuda financiera del Grupo ha sido del 2,99%. El saldo medio de la misma se ha situado en los 5.478,0 millones de euros. En el mismo periodo del año pasado el coste medio de la deuda se situó en el 3,21% y su saldo medio fue de 5.430,9 millones de euros. Por otro lado, a 30 de septiembre de 2016, el Patrimonio Neto del Grupo Red Eléctrica ha alcanzado los 2.870,2 millones de euros, incrementándose en 109,6 millones de euros respecto al cierre del ejercicio 2015.