El título dejó un importante hueco (gap) bajista en la sesión del 7 de enero y desde entonces han sido numerosos los intentos de cerrar (o lo que es lo mismo anular) este hueco bajista. Lo que sí está es rellenado en su totalidad, pero no cerrado. Por lo tanto y dada la precisión de los numerosos giros a la baja del título en las últimas semanas cabría deducir que de ser capaz de cerrar, con holgura, por encima de la misma tendríamos a priori una clara señal de fortaleza con un objetivo de subida, relativamente fácil, en la resistencia de los 11 euros. Pero como siempre nos gusta recordar hasta que el precio no confirme el movimiento no tendremos nada de nada.

Gráfico diario - Repsol
Lee además:
Algo podría estar empezando a cambiar en el precio del petróleo
¿Ha dejado de ser bajista el euro/dólar? ¿Qué ha sido de la paridad?
Atentos a la potencial figura de vuelta en 'doble suelo' del S&P 500
La bolsa de Atenas, en niveles de 1.989, cotiza en la base de un impecable canal bajista
La OPEP asegura estar dispuesta a trabajar con otros productores de petróleo para impulsar los precios
Irán tacha de 'ridícula' la propuesta de Arabia Saudí y Rusia de congelar la producción de petróleo