OHL cierra el primer semestre con un beneficio neto de 3 millones de euros debido a los impuestos del crédito fiscal en OHL México para compensar la plusvalía de la venta del 25% de Conmex.

OHL ha cerrado el primer semestre de 2016 con un resultado antes de impuestos aumenta un 4,5% y se sitúa en 185,3 millones de euros, un 8,9% sobre la cifra de ventas.  

La cifra de ventas crece un 7,9% (12,5% a tipo de cambio constante) hasta 2.076,0 millones de euros, mientras que el EBITDA, que crece un 2,7% a tipo de cambio constante, se reduce un 10,5% hasta 385,4 millones de euros impactado por la fuerte devaluación del tipo de cambio de las principales monedas frente al euro.

La posición de liquidez disponible con recurso alcanza 1.208 millones de euros a 30 de junio de 2016.

Significativa reducción de deuda neta de 497 millones de euros a nivel total y 954 millones de euros en el caso de la deuda sin recurso.

Refuerzo del negocio de concesiones tras la venta del 7% de Abertis cuyos fondos de 815 millones de euros se han destinado a reducción de deuda con riesgo de triggers por importe de 591 millones de euros y a dotar a esta división de fondos adicionales para atender los compromisos de equity por importe de 224 millones de euros que irán destinados al desarrollo de concesiones ya adjudicadas en Colombia, Chile y Perú. Estas necesidades de equity están prefinanciadas completamente hasta 2018 (un 62% del tota).

Tras esta operación, consigue un desapalancamiento de OHL Concesiones, rebajando un 50% su deuda corporativa hasta 836,7 millones eliminando, prácticamente, el riesgo de triggers. Adicionalmente, con la operación, se materializan 115 millones de euros de plusvalías a la vez que se conserva la condición de accionista de referencia al mantener una participación en
Abertis del 6,93%.

Desde la compañía indican que la ampliación de capital y el Plan Estratégico 2015-2020 suponen la apertura de una nueva etapa para OHL completada, recientemente, con la incorporación de Juan Villar-Mir de Fuentes como presidente de OHL y de Tomás García Madrid como consejero delegado con responsabilidad sobre todas las divisiones operativas y áreas corporativas del Grupo.

El Grupo queda orientado a la generación de caja sostenible en cada una de las divisiones, mediante el refuerzo de los mecanismos de control de riesgos, el reefoque de la presencia internacional de sus home markets y el fortalecimiento de la estructura de capital para apoyar el crecimiento futuro.