El mercado viene cada vez más complicado y difícil de explicar porque ahora la excusa para el rebote liderado por los bancos es que el BCE podría reducir las compras a partir de marzo de 2017, que es cuando se supone que esas compras iban a acabar. Eso sirve para tener esos movimientos en los tipos de largo plazo y está complicado mucho la selección de valores en bolsa.

 
Nosotros dado nuestro escenario macro nos parece muy complicado y no nos parece que sea una opción razonable por lo  tanto, nos parece pronto para que el mercado se ponga a descontar eso y creemos que más allá del corto plazo y el impacto positivo que pueda tener sobre los  bancos,  a medio plazo seguiremos igual.

El sector bancario ¿le preocupa? El sector está en una situación complicada, hay cosas que cotizan a precios atractivos y como todo en la bolsa hay que tener capacidad de selección. Nosotros creemos que hay opciones interesantes y mientras los tipos estén como estén, tardarán en reflejarse en rentabilidad.

Nosotros no veíamos un recorte de la producción, eso debería tener un impacto a nivel de precios por lo menos para mantenerlos, con lo que no hay que ser tan negativo con los precios del crudo, y es una noticia positiva sobre todo para las energéticas. 

Declaraciones a Radio intereconomia