MADRID, 06 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- A pesar de cosechar el mejor periodo de ventas, y beneficios, de toda su historia, la firma Michael Kors podría ver como se esfuma su imagen de marca. La idea de la compañía es 'democratizar' el lujo, por lo que podría perder un segmento de público atraído por lo exclusivo.El propio presidente ejecutivo de la compañía, John Idol, quiere romper con la imagen de lujo y de 'producto inaccesible' que destila la marca. "A Michael y a mí nos parecería ofensivo que alguien considere que no está al nivel para adquirir uno de nuestros productos", explica.
SOBREXPOSICIÓN QUE DESENCANTA A LOS CLIENTES
Sin embargo, los expertos opinan que la compañía se está arriesgando a cometer uno de los pecados capitales del lujo: la sobreexposición. De hecho, es difícil pasear por una gran ciudad como Nueva York sin ver numerosos bolsos de Kors o sus grandes relojes. La firma se vende en 400 locales propios y en unas 3.700 tiendas especializadas en moda alrededor del mundo, lo que indica que se está expandiendo demasiado rápido y está comenzando a ofrecer más descuentos.
En un entorno minorista difícil, las ventas de Kors superaron las de sus competidores al crecer más de 20% en cada trimestre desde diciembre de 2011, cuando la empresa salió a bolsa. Los beneficios ascendieron a 662 millones de dólares en el año fiscal que cerró el 29 de marzo, desde los 13 millones de hace cinco años. Las acciones de Michael Kors se han casi cuadriplicado desde su precio inicial de 20 dólares y su capitalización bursátil, que ronda los 15.500 millones, ahora supera las de Ralph Lauren Corp. RL y Tiffany & Co.
OTROS CASOS SIMILARES

La marca despegó en 2004, cuando Kors, diseñador de modas de alta gama desde 1981, fue elegido como juez del programa de TV Project Runway. Un año más tarde se asoció con Idol, un ex ejecutivo de Ralph Lauren, para llevar Kors a las masas, introduciendo bolsos, relojes y vestidos de 200 a 400 dólares. En contraste con la colección de pasarela donde las carteras pueden costar más de 2.000 dólares y los vestidos unos 4.000.
Kors rápidamente le quitó cuota de mercado a Coach, una pionera del lujo accesible. La participación de Kors en el mercado de bolsos y accesorios de alta gama en Estados Unidos y Canadá, que mueve unos 11.400 millones al año, creció de un 3% en 2009 a un 18%. Durante el mismo período, la participación de Coach cayó de 35% a 24%.
Los temores por los descuentos llegaron a Kors hace poco, después de que Barclays y Citigroup C publicaran informes de investigación que estimaban que en junio la empresa tenía casi el doble de metros cuadrados en sus tiendas dedicados a artículos con descuento frente a un año antes. Las acciones de Kors cayeron un 7% el día en que se publicaron esos informes y han perdido más de 20% desde un máximo de 101 dólares, alcanzado el 25 de febrero.
Para solventar estos problemas, Idol planea limitar las ventas en tiendas de descuento a alrededor de un tercio de la facturación total, para asegurar que las tiendas de menor precio no opaquen la imagen de la marca. Forma parte de un plan para ver los diseños de Kors en las manos de personas de altos ingresos, pero también de quienes tienen menos.

LEER MÁS:
- Michael Kors anuncia licencia para anteojos con Luxottica
- Wall Street recupera el optimismo: el Dow Jones vuelve al positivo en su balance anual