Visa ha confirmado que los usuarios de iPhone 6, iPhone 6 Plus y Apple Watch podrán realizar pagos móviles. Las instituciones financieras que participen, inicialmente en Estados Unidos y finalmente en otros mercados, podrán incorporar tarjetas de crédito y débito de Visa a Apple Pay y permitir a sus clientes realizar compras fáciles y seguras en comercios seleccionados, tanto en tiendas como en aplicaciones.

Steve Perry, Director Digital de Visa Europa, ha comentado: “La entrada de Apple al mercado supone un componente esencial para dar solución al complejo problema de los pagos móviles. Se trata de un momento decisivo para los pagos móviles y que demuestra la imparable tendencia de crecimiento que están experimentando los servicios móviles y sin contacto.

“Visa Europa ha encabezado el lanzamiento de los pagos móviles y NFC desde que lanzamos las primeras tarjetas y terminales sin contacto en 2007. En la actualidad, existen más de 1,5 millones de terminales sin contacto de Visa en las tiendas de toda Europa – todas preparadas para realizar pagos móviles. La decisión de Apple de entrar en el mercado refleja la magnitud de la oportunidad que existe en el sector de los pagos móviles en la actualidad. Su apoyo impulsará la concienciación y el uso de los servicios sin contacto en todo el mundo -prevemos un "efecto halo" que beneficiará a todos los participantes del ecosistema de los pagos móviles.

“Estamos trabajando estrechamente con Apple y con nuestros bancos socios para traer este nuevo servicio al mercado europeo”.

Acerca de Visa Europa

Visa Europa es un negocio de tecnología de pagos perteneciente y operado por los bancos miembros y otros proveedores de servicios de pago de 37 países de Europa.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

Visa Europa trabaja a la vanguardia de la tecnología para crear servicios e infraestructuras que permiten a millones de consumidores, empresas y gobiernos europeos poder hacer pagos electrónicos. Sus miembros son responsables de emitir tarjetas, inscribir a minoristas y decidir las tasas de los titulares de tarjetas y los minoristas.

Visa Europa opera un modelo comercial de alto volumen y de bajo costo que ofrece servicios a sus miembros. Su excedente se reinvierte en el negocio y se utiliza para mejorar el capital y las reservas.

Existen 500 millones de tarjetas Visa en Europa, mientras que 1 EUR de cada 6,50 EUR gastado en Europa está en una tarjeta Visa. Hasta el mes de septiembre de 2013, el gasto acumulado total con tarjetas Visa alcanzó los 2 billones de EUR, mientras que el gasto del punto de venta aumentó un 8,5 % a 1,4 billones de EUR. El gasto anual por Internet con tarjetas Visa sigue creciendo (20 % con respecto al año anterior) y ahora se sitúa en 240.000 millones de EUR.

Desde 2004, Visa Europa ha sido independiente de Visa Inc. y constituida en el Reino Unido, con una licencia exclusiva, irrevocable y perpetua en Europa. Ambas empresas trabajan conjuntamente para permitir los pagos con Visa a nivel mundial. Al ser un sistema de pago especial para Europa, Visa Europa puede responder rápidamente a las necesidades específicas de mercado de los bancos europeos y sus clientes, los titulares de tarjetas y los comerciantes, y cumplir el objetivo de la Comisión Europea de crear un verdadero mercado interno de pagos.

Para más información, visite www.visaeurope.com.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí