El 17% de las pequeñas y medianas empresas españolas que busca financiación -unas 138.000- prevé crear más de 564.000 puestos de trabajo en los próximos tres años si llega a obtenerla. Así lo pone de manifiesto el IV Informe sobre Financiación de la Pyme en España, impulsado por la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR), que destaca igualmente que otro 43,5% de las pymes (354.000) consideran «clave» el acceso al crédito para mantener el empleo en sus organizaciones.


Según el presidente de SGR-CESGAR, José Rolando Álvarez, aunque parece que la crisis ha quedado atrás en España, las entidades bancarias han elevado la petición de garantías y los costes de la financiación, debido a los requisitos de solvencia exigidos por el Banco Central Europeo (BCE). Ante esta situación, Rolando se ha mostrado "crítico" con el Gobierno por reducir su aportación hacia las pymes a "menos de la mitad" en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

En cuanto al destino de la financiación, para el 72,6 % de las pymes es atender sus necesidades puntuales de tesorería, así como la inversión en equipo productivo (20,9 %).

Un dato relevante de este estudio apunta a que el 55,7% de las pymes que ha requerido de crédito ha tenido dificultades para financiar sus proyectos, tras encontrar como principal obstáculo la imposibilidad de aportar las garantías solicitadas, en el 33,6% de los casos. En este punto, también es relevante el porcentaje de pymes que señalan al precio de la financiación como una traba destacada (el 24,3% del total). Sigue perdiendo importancia como obstáculo la falta de disponibilidad de fondos en el mercado financiero.