MADRID, 12 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- La vicepresidenta del Gobierno catalán, Joana Ortega, ha asegurado este martes que trabajará para aplazar la consulta soberanista si finalmente el Ejecutivo central decide vetarla.
La política catalana no ha especificado qué formula se utilizaría para convocar el referéndum, pero ha insistido en que el proceso debe ajustarse a la legalidad para "ser implacable".
Ortega ha incidido en un programa de la radio Catalana RAC1 que la Generalitat va a seguir trabajando para que la consulta se realice el próximo día 9 de septiembre, tal y como figura en la hoja de ruta diseñada por el presidente autonómico, Artur Mas.
"No le puedo decir si será en febrero, pero un recurso no mata nada. Lo aplaza. No mata el ansia de los catalanes de votar", ha declarado Ortega, quien ha añadido que "se aplaza el proceso pero el anhelo sigue vivo".

EL ESTADO 'DUDICIALIZA' EL PROCESO 'POLÍTICO'
Así, la vicepresidenta de la Generalitat ha criticado que el Estado "judicialice" un proceso "político" y ha reiterado que el equipo de Gobierno catalán está actuando "con rigor y pulcritud", así como buscando el diálogo con la Administración central para tratar los detalles del proceso.
"El Gobierno hace del frentismo su forma de actuar. Tienes una pared que rebote e impide cualquier tipo de negociación", ha concluido Ortega.