Indra registró unas pérdidas netas de 20 millones de euros en el primer trimestre de 2015, frente al beneficio de 31 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, por la estacionalidad de procesos electorales y los resultados negativos en Brasil. 

Sin dividendo
El consejo de administración ha decidido no proponer el reparto de dividendo con cargo a reservas, tras las pérdidas registradas en el ejercicio de 2014, que ascendieron a 92 millones de euros.

La firma distribuyó el pasado año un dividendo ordinario de 0,34 euros brutos por acción correspondiente al resultado del ejercicio de 2013.

Indra ha indicado que el próximo 8 de julio celebrará un 'Investor Day' para comunicar sus líneas estratégicas, los planes operativos y las indicaciones financieras a medio plazo.


Cuentas
La compañía ha indicado que las pérdidas netas antes de costes no recurrentes en este periodo fueron de 16 millones de euros, frente a un resultado positivo de 36 millones de euros del primer trimestre de 2014.

Estas cifras negativas contrastan con los 31 millones de beneficio que la compañía obtuvo en el mismo periodo el ejercicio anterior.

La firma comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que este resultado se debió, fundamentalmente, a "la estacionalidad de los procesos electorales" y "los resultados negativos en Brasil". Indra ha indicado que las pérdidas netas antes de costes no recurrentes en este periodo fueron de 16 millones de euros, frente a un resultado positivo de 36 millones de euros del primer trimestre de 2014.

Las ventas de la compañía alcanzaron al cierre del trimestre los 702 millones de euros, un 5% menos con respecto al ejercicio anterior. Destaca el comportamiento positivo de las ventas de las secciones de Transporte y Tráfico, Seguridad y Defensa, y Administraciones Públicas.

Por regiones, las ventas en España se recuperaron con un crecimiento del 5%, hasta los 298 millones de euros. Sin embargo, en Latinoamérica descendieron un 1% en moneda local (1% más en términos reportados), hasta los 197 millones de euros, y en Asia, Oriente Medio y África se redujeron un 46% en moneda local (43% menos en términos reportados), hasta los 58 millones de euros. Europa y Norteamérica se mantuvieron estables en los 150 millones de euros

La cifra de contratación del grupo tecnológico en los tres primeros meses del año alcanzó los 934 millones de euros, un 11% menos en términos reportados y un 12% menos en moneda local.

Además, la cartera de pedidos avanzó entre enero y marzo un 1%, hasta sumar un total de 3.726 millones de euros.

En cuanto a la deuda neta, se situó en los 741 millones de euros, frente a los 663 millones al cierre del ejercicio 2014.


Brasil
Con todo ello, el Resultado Operativo recurrente (Ebit) se situó en 3 millones de euros, frente a los 56 millones en el primer trimestre de 2014.

Por su parte, el margen Ebit recurrente cayó 7,2 puntos porcentuales, hasta el 0,5%, principalmente por los sobrecostes en proyectos específicos en Brasil y Lituania y la estacionalidad del negocio de procesos electorales, que supusieron 6,7 puntos porcentuales de esta caída.

Indra tiene como objetivo en los próximos meses mejorar la estabilidad en Brasil para lo cual pondrá en marcha una serie de medidas de gestión específicas.