Gamesa ha cerrado 2016 con unas ganancias de 301 millones de euros, lo que implica una mejora de un 77% con respecto al año anterior.
 

En esta cifra se incluye un impacto negativo de 25 millones de euros de la venta del 50% de su filial Adwen.

En ese periodo, el dato de ventas aumentó un 32% hasta alcanzar 4.612 millones de euros. Sin tener en cuenta el efecto divisa, los ingresos hubieran aumentado un 38%. 
La  compañía terminó el pasado ejercicio con cifras récord en pedidas y ventas, así como en generación de caja, lo que le ha permitido cumplir con los objetivos que se había marcado el equipo directivo.


Señalan en  Gamesa  que ha comenzado 2017 con una cobertura sobre el volumen de ventas previsto de un 63%, similar al nivel de cobertura al comienzo de 2016.  
Señalan en la firma que este crecimiento se ha producido por el posicionamiento de la empresa en mercados con tasas de crecimiento superiores al promedio. En la actualidad están presentes en 55 países.

Destacan que las ventas de aerogeneradores aumentaron un 37%. “Dicho crecimiento se distribuye por la práctica totalidad de las regiones: Europa RdeM, América Latina, EE.UU. e India. La región de APAC (incluyendo China) se convierte en la única excepción al crecimiento debido principalmente a la contracción del mercado chino cuyo ritmo de instalaciones disminuye”, señalan.
 


 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Gamesa y Siemens, dos cohetes bursátiles a punto de fusión”
“Los cinco mejores valores para hacer trading a corto plazo”