La CNMV ha decidido suspender de cotización los títulos de FCC después de que Carlos Slim se haya comprometido a acudir a la ampliación de capital que le convertirá en uno de los principales accionistas.

La CNMV ha decidido suspender de cotización los títulos de la constructora FCC después de que Esther Koplowitz, hasta ahora máxima accionista del grupo, haya llegado a un acuerdo con Carlos Slim por el cual, el multimillonario mexicano comprará los derechos de suscripción de acciones que le corresponden a la empresaria en la ampliación de capital de 1.000 millones de euros. De esta forma, Slim suscribirá la mitad de la ampliación de capital y se hará con una participación de un 25% del capital resultante de FCC. Mientras, Esther Koplowitz diluirá su participación en la compañía del 50,1% actual, al 25%.

A su vez, este acuerdo le permitirá a Esther Koplowitz cumplir con las exigencias de refinanciación de su deuda personal contraída con los bancos, mientras que hará posible que FCC lleve a cabo la ampliación de capital.  Esta noticia llegaría después de que el multimillonario americano, George Soros, decidiera poner fin a las conversaciones que tenían para adquirir el 25% del  capital en la ampilación. 

El previsible acuerdo impulsó la cotización de FCC en la sesión de Bolsa de este miércoles, que concluyó con una revalorización de 3%, lo que le permitió volver a recuperar la cota de los 15 euros por acción. Dicen los expertos que "el saneamiento post ampliación podría dejar la capitalización en torno a los 3.000 millones de euros, un ratio sobre Ebitda de 3.3 veces, lo que le daría un potencial de revalorización interesante. Centrándonos en el plano técnico, la compañía cotiza en tendencia bajista y está en una zona de pull back o de lo que hoy en día es una vuelta a la zona de antiguo soporte. Las bondades de la cotización se moverán al calor de los rumores sobre si un gran inversor decide formar parte del accionariado. Mientras no veamos la cotización por encima de los 17 euros, el sesgo bajista continúa", explica Gisela Turazzini, cofundadora de BlackBird.