No encontraremos mucho soporte en el dato de PIB de China porque el riesgo de que una caída más profunda habría provocado una importante caída, se ha quedado atrás. 

Sigue habiendo un cambio en la composición y la industria tiene menos peso, con lo que el impacto en las materias primas es mayor. Por otro lado, en EEUU tenemos una semana sin grandes indicadores. “No serán tan relevantes y en la Eurozona será importante la publicación de los PMIs, donde veremos cómo la desaceleración de los emergentes afecta a la Eurozona”. El crecimiento sigue siendo de gradual a acelerador pero la alternativa es claramente bajista.

En España tendremos la EPA donde tendremos una desaceleración del desempleo y esto se debe al empleo en la administración pública. Por el lado de los valores, fundamentalmente marcará el ritmo la evolución del precio de las materias primas y los mensajes del BCE.

Declaraciones a Radio Intereconomia