El Ibex 35 abre saltando entre el rojo y el verde después de la borrachera de subidas que experimentó ayer y con la que borró las minusvalías que el conflicto ucraniano le causaba a inicio de semana. El selectivo conserva los 10.100 puntos en la apertura.


El Ibex 35 abre cargado de volatilidad, como en las sesiones pasadas, en las que ha sufrido grandes caídas y subidas. El selectivo conserva, no obstante, los 10.100 puntos. En la parte alta destaca la fuerte subida que experimenta Gamesa (3,68%) después de llegar a un acuerdo con Banco Santander para desarrollar proyectos eólicos en México con una potencia instalada total de hasta 500 megavatios (MW). Santander también celebra este acuerdo y se revaloriza un 0,44%. Además, ayer la agencia Moody's subió un escalón el rating de Banco Santander y BBVA, tras mejorar un peldaño el rating de España. En concreto, elevó la puntuación de Santander a Baa1, mientras que pasó la de BBVA a Baa2

Le siguen Sacyr (2%) y Bankia (1,42%). Los inversores acuden a la entidad financiera al reclamo de la entrada del magnate George Soros en su accionariado.

En la parte baja, Inditex cede un 0,57% y se complica su situación técnica, de por si, mellada este año, pues este blue chip ya se ha convertido en el más castigado del Ibex en lo que llevamos de 2014.

Junto a él, Grifols se colorea de rojo y cede un 0,44%.

En el grupo de los blue chips, Telefónica suma un 1%, BBVA un 0,82%, Iberdrola un 0,25% y Repsol un 0,14%.

En el Mercado Continuo…
Sólo Inmobiliaria Colonial supera las subidas de Gamesa con un avance del 3,80%.

Haciendo contrapeso, Bodegas Riojanas (3,54%) y Vocento (1,79%).