El día viene hoy relativamente más positivo dado que ayer tuvimos los índices americanos, especialmente Nasdaq y S&P500, cerca de máximos. Apenas están a 100 puntos de los máximos y eso se contagiará a las  bolsas europeas que de alguna forma abrirán al alza.
 
Estos máximos vienen en parte por los resultados empresariales pero también todo este clima que se está viviendo en los primeros días de Donald Trump que está cumpliendo sus promesas y además de forma rápida. Al final esto va más allá de un sencillo problema con los tratados comerciales en contra de la globalización y a favor del proteccionismo.

El dólar casa muy mal con todo este escenario que plantea Trump porque es un paso antiglobalización. El NAFTA no tiene compromiso políltico, hay independencia y lo que quiere es una globalización distinta a la que tenemos ahora. Eso casa mal con un dólar al alza. Es una lucha interna entre la FED, que quiere un dólar fuerte, y Trump que lo quiere débil.

Declaraciones a Radio Intereconomia