En 2016 se cumplen cien años del descubrimiento de la heparina, un medicamento biológico que salva 100 millones de vidas cada año por su acción anticoagulante. Para celebrar este centenario, la Fundación Pro CNICBioibérica, con la colaboración de Sanofi, Laboratorios Rovi, Fundación Cotec para la Innovación y Marca España han organizado un acto institucional, de carácter científico, que tendrá lugar en Madrid el próximo viernes 17 de junio. Este evento contará con la participación de reputados ponentes, como el doctor Valentí Fuster, el doctor Robert Daniel Rosenberg, la Secretaria de Estado de I+D+i Carmen Vela, y Jorge Barrero, Director General de la Fundación Cotec para la Innovación Tecnológica.

La heparina es el principal tratamiento de prevención de la trombosis venosa, un proceso patológico que mata a más personas cada año que el cáncer, el VIH o los accidentes de tráfico, así como de embolia pulmonar. Según informa el Dr. David Jiménez, del Instituto Ramón & Cajal de Investigación Sanitaria y neumólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal, “los pacientes que sobreviven a una trombosis tienen complicaciones asociadas muy graves, como la hipertensión pulmonar pudiendo ver reducida significativamente su esperanza de vida. Cualquier persona ingresada tiene riesgo de padecer trombosis. Por suerte, hay una gran experiencia en cientos de miles de pacientes que han sido tratados satisfactoriamente con heparina”. Se trata de un medicamento eficaz tanto en la prevención como en tratamiento de la trombosis.

La heparina ha sido declarada por la Organización Mundial de la Salud como medicamento de primera necesidad y se utiliza en diversas especialidades médicas y quirúrgicas como la cirugía general, vascular, urgencias, traumatología, oncología y hematología entre otras.

Asimismo, es un medicamento ampliamente utilizado en oncología, puesto que 1 de cada 5 trombosis que se producen, está relacionada con el cáncer, según informa el Dr. Andrés Muñoz, responsable e investigador principal de los proyectos de investigación de tumores hepato-bilio-pancreáticos y cáncer y trombosis del Servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario Gregorio Marañon de Madrid. “Un paciente con cáncer tiene entre 4 y 6 veces más riesgo de desarrollar trombosis que el resto de la población. Algunos estudios ya  han demostrado que el uso de enoxaparina en pacientes con cáncer de páncreas en tratamiento ambulatorio con quimioterapia puede reducir la incidencia de trombosis en un 60%”.

A pesar de cumplir 100 años, la heparina sigue siendo uno de los medicamentos básicos de la medicina y sobre todo de la cirugía moderna y se están investigando aplicaciones en malaria, fibrosis quística, prevención de abortos de repetición y tratamientos oncológicos. El Dr. Muñoz ha destacado su potencial de futuro: “Estamos estudiando sus propiedades, no solo en la profilaxis de pacientes oncológicos ambulatorios para evitar trombosis, sino también como tratamiento oncológico. Hemos observado que la heparina podría tener algunas propiedades antitumorales y se están realizando estudios en este sentido”.