CaixaBank ha compensado las emisiones de CO2 derivadas de su actividad anual mediante el apoyo a un proyecto del departamento de Madre de Dios, en Perú, para frenar la deforestación amazónica y favorecer el desarrollo económico de los agricultores de la región.
 
Concretamente, CaixaBank ha compensado un total de 20.239 toneladas de CO2, generadas por el uso de combustibles, los gases de refrigeración y el consumo de energía eléctrica en su red de oficinas y en sus servicios centrales durante 2015, de acuerdo con las mediciones de la huella de carbono efectuadas por la entidad.

Esta actuación culmina la segunda fase del “Plan Carbon Neutral”, puesto en marcha con el objetivo de alcanzar en 2018 la compensación del total de emisiones asociadas al conjunto de la actividad de
CaixaBank.

Un proyecto de lucha contra deforestación
Para garantizar la transparencia y trazabilidad de la compensación de emisiones, CaixaBank adquiere créditos a través de proyectos del mercado voluntario de emisiones aprobados por el VCS (Verified Carbon Standard). El proyecto apoyado por CaixaBank en esta ocasión supone la protección de 500.000 hectáreas de plantaciones de nuez en una zona situada en la frontera entre Perú y Brasil.

Se estima que la iniciativa, reconocida por los estándares internacionales de compensación de emisiones, permitirá reducir 2 millones de toneladas de CO2 al año. El objetivo del proyecto no solo es promover la reforestación de la zona, sino también dar apoyo una serie de acciones para aumentar la calidad de vida de los agricultores de la región, como la creación de una planta de procesamiento para el secado y pelado de las nueces autóctonas, lo que permitirá vender productos de mayor calidad. Asimismo, las actividades de reforestación, la organización para el control y vigilancia de los bosques y la demarcación de límites de las plantaciones permitirán generar empleo local.

Perú y Brasil son países con los que CaixaBank mantiene una estrecha relación a través de las oficinas de representación de la entidad financiera en Sudamérica. Precisamente para reforzar el asesoramiento especializado sobre la zona, la entidad financiera abrió en julio de 2016 una nueva oficina de representación en Brasil, a través de la cual se ofrece servicio y soluciones financieras a más de 400 empresas españolas. Asimismo, se está trabajando en la apertura de una oficina de representación en Lima (Perú).

CaixaBank, entidad financiera líder en la lucha contra el cambio climático
CaixaBank es una de las entidades financieras líderes en la lucha contra el cambio climático a nivel global. La organización medioambiental CDP ha incluido a la entidad en 2016, por tercer año consecutivo, en el índice “Climate A List”, una selección de las empresas que han obtenido las mejores valoraciones en todo el mundo.

CaixaBank cuenta con un Plan Ambiental trianual (2016-2018), especialmente enfocado en la lucha contra el cambio climático. Entre las actuaciones destacadas de este plan, figuran, además de la estrategia para la compensación de emisiones, actuaciones para la reducción del impacto ambiental y para lograr que el 100% del consumo eléctrico provenga de energías renovables.