MADRID, 05 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- “Si los precios de la renta variable (americana) continúan subiendo a un ritmo mayor que los beneficios empresariales, comenzarán a acercarse a una zona de burbuja, similar a la de finales de 1990”.
Es la visión de mercado de Emmanuel Bourdeix, Co-CIO de Natixis Asset Management. Este experto recuerda que, durante ese periodo, se produjo “un aumento de la volatilidad durante la fase de euforia del mercado alcista”. En este sentido, también señala que una “situación similar” se produjo “muy al final del mercado alcista de 2003 – 2007”.
Consulte aquí la visión de mercado de Alan Greenspan sobre las burbujas.
SUBIDAS DE TIPOS
Bourdeix explica que, desde 2009, los inversores han vivido en un entorno de tipos de interés al 0%. “La incertidumbre sobre potenciales subidas de tipos es mucho mayor comparada con las últimas rondas de subidas de tipos, en 1994 y 2004”.
Sin embargo, en estos momentos, considera que cuanto más tarde la Reserva Federal en subir tipos, “mayor es el riesgo para que la Fed pierda el rumbo sobre la política monetaria”. En este sentido, considera que los miembros del banco central que desean un endurecimiento monetario están presionando a Janet Yellen “para que acelere las subidas de tipos”.
Su hipótesis es que si se produce un aumento de la inflación en Estados Unidos, la Fed tendrá que cambiar su acomodación monetaria y los mercados tendrán que realizar una transición hacia las complicadas aguas de un entorno de endurecimiento monetario. “Incluso un aumento menor de los tipos podría provocar un movimiento técnico significativo en el mercado”, afirma.

CONCLUSIÓN
Este experto observa “riesgos crecientes” en Europa y Japón. “Si el crecimiento decepciona, la economía no será lo suficientemente resistente para absorber un aumento en los precios de la energía, debido a las tensiones geopolíticas en Oriente Medio. Europa afrontaría un riesgo potencial de deflación. En este escenario, los mercados probablemente caerán y la volatilidad aumentará”, explica Bourdeix.
“Los mercados son por definición inciertos. Sin embargo, en cada sitio que miramos vemos un aumento del nivel de incertidumbre”. Por ello, espera un “aumento de la volatilidad” y recomienda considerar un aumento de la exposición hacia la volatilidad, aunque en el último año no haya funcionado como instrumento de inversión o de cobertura de las inversiones.
ACTUALIDAD
En la actualidad de la jornada, el Ibex 35 sigue sin encontrar una tendencia definida en las dos últimas sesiones. Después de las fuertes pérdidas registradas la semana pasada, la bolsa española no consigue rebotar y sigue mirando de reojo al soporte de 10.420 puntos.
“Por el momento los mínimos de julio no se han perforado y mientras siga siendo así la sangre no llagará al río. En el muy corto plazo, la primera de las resistencias la encontramos en el hueco bajista de la sesión del viernes (10.707). Y por debajo de los 10.420 tenemos como soporte el entorno de los 10.270-10.280 puntos. Y mientras tanto a esperar toca”, explica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.