El Nasdaq ha llegado a caer hasta un 8% en los primeros compases de la sesión, aunque con el paso de los minutos ha moderado su caída hasta alrededor del 6%. Una de las principales caídas es la de Apple, que se deja casi un 6% y que ha llegado a perforar la cota de los 100 dólares en algunos instantes de la sesión.
 
La mayor parte de los valores del Nasdaq Composite se manejan hoy entre números rojos. El índice tecnológico cotiza con descensos. La mayor caída de la sesión la protagoniza la biotecnológica Vital Therapies que ha rozado en algunos instantes el 80% de caída después de anunciar el domingo los resultados negativos en la investigación de unos procesos.

Prácticamente la gran mayoría de los grandes nombres del índice cotizan hoy en rojo. Así, Baidu se deja casi un 30%, Celgene más de un 20%, Tesla supera el 10% de caídas, SolarCiti el 11%, America Móvil corrige alrededor de un 10%, como First Solar y GoPro.

Otras tecnológicas como Alibaba y Twitter mantienen también el signo negativo, con descensos de entre un 5 y un 7%.

En el caso de la mayor compañía cotizada del mundo, Apple, las caídas desde máximos le han costado más de 170.000 millones de dólares en apenas unos meses. La compañía se deja más de un 25% desde los máximos en febrero del año pasado, sobre todo tras los malos resultados del segundo trimestre y las noticias de fallos en la cámara del iPhone 6.

Cárpatos, en su sección en Estrategias de Inversión, destacaba que la media de 50 sesiones de la compañía ya está cerca de perder la de 200:

apple carpatos


No hay que olvidar que una de las grandes apuestas de Apple en los últimos ejercicios ha sido el crecimiento en China, donde logró un acuerdo con una de las mayores operadoras del país, China Mobile. Si la desaceleración del país asiático se confirma y siguen los desplomes de su mercado de valores, algunas de las compañías que habían puesto más empeño en crecer en ese territorio podrían ver sus planes de expansión ralentizados, cuanto menos. Lo mismo le ocurre a Tesla, que en el último trimestre tuvo que reconocer que las ventas en el gigante asiático no habían sido tal y como se esperaban.


Netflix, unos de los causantes del desplome de las tecnológicas.